martes, 16 de diciembre de 2014

El Espíritu de Una Llama (Una Guía Para Devocionar a Brighid)


CONSEJO: Se recomienda leer a ritmo de esta canción----------------> Dahm the Bard - Brighid

El Espíritu de Una Llama es un material de lectura en formato PDF hecho por los esfuerzos aunados de dos devotas de Brighid desde religiones y tradiciones diferentes: Marta Vey, Séanoir y Ard Bandrui de la Hermandad Druida Dun Ailline (y Rifénnid del Fenian, la vía guerrera irlandesa) y de Harwe Tuileva, Suma Sacerdotisa y Cabeza del Templo de Brigit en Granada, de la Tradicón Correlliana de la Wicca, mujeres (y agrupaciones religiosas) para las cuales Brighid es una deidad patrona.

Brighid, para quién no lo sepa, es una deidad irlandesa del fuego, con funciones complementarias (o polifuncional, como solemos referirnos aquellos que practicamos algún tipo de fe nativa celta, pues nuestros Dioses no tienen funciones únicas ni especializadas) de inspiración, maldición, artes (especialmente mágico-musicales) y otras, y que se considera que su culto fue tan importante, que fue sincretizada con una importante santa católica, Santa Brígida (Saint Brigid), de quién ya se dice que ni siquiera existió (que fue una invención de la Iglesia ante la necesidad de sofocar un culto tan arraigado que no podrían eliminarlo por métodos convencionales).

Aunque no soy devoto de Brighid (en ninguna de sus formas), creo que puedo decir sin que nadie me pegue un tiro, que es una de las deidades irlandesas a la vez más extendidas y (des)conocidas, y más prostituidas de la historia del paganismo moderno, donde supuestos devotos que apenas decidieron rascar la superficie de la deidad, y sin realizar la profunda investigación que, en mi humilde opinión, debe hacer toda persona de las raíces históricas de su deidad (incluso cuando no se es reconstruccionista), la han reducido a una deidad ígnea, a una madre cariñosa y a una oveja que da leche porque "tú lo vales y los poderes de Cuchufleta" (muchos, demasiados paganos olvidan que las deidades son deidades, que se supone que son adoradores, si solo toman a las deidades como una marca de identidad cultural entonces no deberían de poder llamarse paganos, sino patriotas). En definitiva, la diosa que canta maldiciones en batalla ha sido reducida a poco más que una madre permisiva con una llamita en la mano.

Esta guía, como he dicho, está hecha por dos devotas, y agrego que por dos devotas que claramente han hecho sus deberes, y encontraremos diversos contenidos referidos al culto de Brighid ayer y hoy, dentro y fuera de Irlanda. Especial mención a la genial portada, dibujada Diego Beaumont, o Runa Fuego (http://fuegoarcano.blogspot.com.es/). La guía no solo sirve para desmitificar falsas (o dudosas, al menos) concepciones y para dar un concepto histórico y cultural a Brighid como deidad y a su culto, sino como una ayuda para empezar o desarrollar un culto práctico y actual, con unas bases firmes y no basándose en fantasías post-modernistas y romantizadas de esta deidad.

La guía comienza con un resumen del estudio de la divinidad, sus diferentes teónimos, su posible conexión con la británica Brigantia, etc., así como un pequeño viaje histórico sobre el culto a Brighid, desde su culto céltico en la Edad de Hierro y por los druidas (o las druidesas, más bien), hasta su conversión en Santa Brígida, un contenido que para reconstruccionistas como yo, o sencillamente para gente lo suficientemente comprometida con su espiritualidad como para interesarse por las raíces históricas de sus deidades, es muy chula.

Luego, procede la sección de "Los Ritos de Brighid", donde se explican diversas festividades relacionadas con Brighid, y diversas tradiciones históricas generales, o propias de dichas divinidades, de nuevo, una gran curiosidad para quienes nos apoyamos en la evidencia histórica y el folclore para desarrollar nuestras prácticas religiosas y nuestra liturgia, y no en la fantasía y en el simple "sentir" (porque el "sentir" puede ser también producto de la imaginación). Me pareció especialmente interesante saber sobre el Cainté y también sobre la tradición de la guardia de la llama en Kildare (supuestamente el mayor y más conocido lugar de culto de Brighid y posteriormente, de Santa Brígida), tradición que conocía, pero aquí nos hablan de las verdades y mentiras (posibles) de esta tradición milenaria.

Tras esto, que prácticamente es una gran introducción, se nos habla de como empezar a devocionar a Brighid, de sus correspondencias (de animales sagrados, colores, ofrendas, etc.) y también algunas recetas de aceites, inciensos, y tal, muy práctico todo.

Para finalizar, tenemos una buena, extensa y práctica lista sobre lo que implicaría ser un dedicante a Brighid, un ejemplo de rito de dedicación, actos mágicos que implican la intercesión o invocación de Brighid, rituales varios... la mayoría creados para el Templo de Brigit o para Dun Ailline, pero donde insisten, se puede adaptar para cualquier otra confesión pagana.

En definitiva, y lo dice alguien que no es adorador de Brighid, esta guía es una guía muy interesante, con contenido variado y para todos los gustos, con información tanto personal, como histórica y algunos retazos científicos (históricos) sobre Brighid y su culto, que para todo pagano interesado en la figura de esta Diosa, en la religión céltica irlandesa (o una religión céltica a secas: da fe un celtíbero) o en la historia y la cultura de Irlanda pues es recomendable e interesante. Una guía que admito, esperaba que me fuese a aburrir bastante más (pues me la esperaba más técnica y estructurada conceptualmente) y no fue para nada así, sino que más bien, me ha hecho conocer más a esta deidad que es conocida pues yo diría que a nivel mundial.

Como única pega que puedo poner, iría por la estética lingüística: cierta forma de estructurar los párrafos y ciertos errores que no fueron corregidos (o detectados) que bueno, a veces molestan un poco a un nazi visual como yo (y aún así no digo que esté plagada de fallos, más bien al contrario, solo hay algunos errores tipográficos clave y poco más).

En definitiva, una guía que recomiendo a todo pagano europeo (o interesado en el paganismo europeo) con un mínimo de seriedad y que además, no lo he mencionado antes, pero es COMPLETAMENTE GRATUITA. Efectivamente, aunque ambas agrupaciones tienen bastante fama a nivel nacional como para haber vendido la guía, está a disposición de quién quiera leerla y sin ningún ánimo de lucro. A continuación os pongo la dirección donde podeis encontrarla y hacedme caso: ¡a leer!

El Espíritu de Una Llama en PDF

sábado, 6 de diciembre de 2014

Àrnica - Lecho de Piedra (Crítica)


Bueno, no era mi intención volver a hacer esto, pero no he podido contenerme: tengo que hacer otra crítica. Como he dicho, no era mi intención, de hecho, mi intención era hacer una reseña a El Espíritu de Una Llama, la guía devocional de Brighid que han escrito aunando sus esfuerzos y conocimiento las cabezas del Templo de Brigit y de la Hermandad Druida Dun Ailline, pero como siempre pasa algo para que no lo acabe... voy a seguir con la música, que me encanta.

Àrnica, para quién no lo sepa, es un grupo español de folk (lo definen como "ur-folk", aunque honestamente, no tengo ni idea de qué significa). Es una de mis bandas "con raíces" favoritas, junto con Keltika Hispanna y Cuélebre, que conforman el conjunto en vivo de Tormenta Celtibérica, a la que espero poder asistir algún día. Àrnica es un grupo de música folk que tocan una multiplicidad de instrumentos bastante grande para crear una ambientación arcana (a veces incluso prehistórica), y también se suele caracterizar por unas letras narradas y recitadas, en lugar de cantadas. Tienen un sonido bastante propio, y si mal no recuerdo, han llegado a telonear a Death in June y a Wardruna. Hasta ahora tienen dos discos (Viejo Mundo y Lecho de Piedra) y un mini-CD (Numancia), además de varios singles y participaciones en recopilatorios (Raíz Ibérica) y split albums, con grupos como Svarrogh y Wolfsblood. En 2014, han sacado dos trabajos, el ya citado (y aquí reseñado) Lecho de Piedra y un trabajo que no sé si es un mini o qué, totalmente en catalán y titulado Tot creuant l'últim bosc, que si mi catalán no se ha oxidado demasiado, significa "cruzando el último bosque".


En fin, que me enrollo demasiado con los detalles contextuales, el caso es que hace poco hicieron una tirada de camisetas limitadas de Àrnica, que en la parte de atrás tenía al Lug bicéfalo (o tricéfalo) del Santuario de Peñalba de Villastar (no sé si son creyentes, pero veo que tienen bastante afinidad con Lug), y no podía dejar pasar una oportunidad así (pues yo sí soy creyente, y adorador de Lug), y ya aprovechando, me pillé el album. Así que ahora lo voy a escuchar (siglos después, pero es que no he tenido tiempo de vivir con los exámenes), y os voy a dejar aquí la reseña. Debo decir que encima de mi mal oído instrumental, Àrnica usan varios instrumentos "home-made" y sonidos de la naturaleza, así que en caso de duda diré "instrumento de cuerda", "percusión", etc. Procedamos...

El album, que contiene 12 temas, comienza con un instrumental llamado Gigante Despierto, un tema de percusión relativamente animada, pero densamente poderosa, así como un instrumento de viento y algún otro instrumento ocasional que hace una grandilocuente apertura al album.

Sigue este viaje musical con Monte Nublado - Ladera, una canción con narración muy melódica en algunas partes, un instrumento de cuerda muy agradable y un ritmo no muy lento, pero sin muchas pausas, con un toque melancólico y frío, que recuerda a muchas, muchas bandas clásicas del género en su estructura.

En Uro, la cuerda se anima un poco más, y se deja escuchar el acordeón, con coros de fondo. También me recuerda a algún clásico, pero mi memoria ha decidido no contarme a quién. Si es cierto que aquí se animan tela con la instrumentación de cuerda, creando un sonido a veces, casi psicodélico. Un tema que aporta algo diferente.

Valle de Lobos comienza solo con el uso de la voz, hasta que la voz erige un tono continuado y comienza una percusión increíblemente tribal, y la voz comienza de nuevo a recitar las mismas frases que al principio. La voz, que sigue recitando nuevas frases, coge un tono entre grito y desgarro (un tono muy característico en Àrnica), todo esto aderezado con varios aullidos de lobos. Debo decir que, si siguiendo una de las teorías sobre la ermita a San Bernardo en Postoloboso, tuviera que creer que en ese santuario se realizaron rituales de licantropía guerrera, me imagino una musica de percusión muy similar a esta.

Tras ese lupino ritual, la banda continua con un tema llamado Trazos de Sangre, una canción con una percusión muy simple, coros graves y sonido de flauta ocasional, un tema que me parece muy... montañoso, muy cavernoso y muy primitivo, una evocación a la historia del propio tiempo, más que a culturas y civilizaciones más avanzadas. Un tema primordial y oscuro.

Con Caminando Hacia el Sol, tenemos un tema un poco más "cálido" (y nunca mejor dicho), aunque con el siempre melancólico acordeón dando un pequeño contrabalance, pero el ritmo es un poco más alto, más llamativo, más fácil de captar que en el tema anterior.

El album da un paso más con Alzada Pétrea, donde tanto la instrumentación, como la percusión y la voz adquieren un tono y ritmo más animado y rápido, con una ambientación grandilocuente, grande, casi épica, pero sin perder ese toque místico que caracteriza a Àrnica.

Dolmen Dormido es una especie de interludio, en el que se escuchan sonidos de la naturaleza y varios animales, y recitan las mismas frases durante cerca de 2 minutos... un tema extraño, pero agradecido.

Una Bestia Astada es un tema casi clásico de este album (a pesar del poco tiempo que tiene), ya que fue uno de los primeros en ser subidos a Youtube, si mal no recuerdo. Es una canción donde prima la voz, aunque tiene sonidos de fondo, el grave y místico coro (que recuerda a cantos tubanos) y la voz que recita la letra es lo más llamativo (y en mi opinión, lo más importante).

En mi adorada Caetra, de nuevo un pegadizo ritmo tribal abre paso al tema, un tema tribal de alabanza a la caetra, un tipo de escucho redondo de madera o cuero utilizado aquí, en Iberia. Un tema de nuevo que traspasa la línea de lo épico, con alabanzas al guerrero ibérico, a sus armas ofensivas y defensivas. Misticismo guerrero, valía, cánticos, buitres, cuernos... en fin. "Lo típico". Lo agradecido típico. Caetra conforma uno de mis temas favoritos, y es muy complementario a Cuerno Roto que conforma su participación en el recopilatorio Raíz Ibérica, y que habla de una falcata.


Monte Nublado - Cima, la segunda y última parte de la bilogía Monte Nublado. Una canción con base en cuerda y voz, y flauta de fondo. Melancólico, lento, triste, místico... Una delicia que relaja el alma.

Para cerrar el album, tenemos un tema con el que tenía bastante expectativa por razón obvia de su título, Las Plumas del Cuervo. Bueno, este tema cumplió y superó mis expectativas y me llegó al alma. Un tema con base de cuerda, un cántico al cuervo, animal sagrado en mi religión, y uno de mis tótems animales. Cuerda, narración, letra genial, voz de coro épica y sonidos ocasionales de cuervos... una gozada de las más animadas del disco (teniendo en cuenta el misticismo que caracteriza a Àrnica).

Y ya hemos acabado de analizar brevemente canciones y dar mis percepciones sobre ellas. En definitiva, este es un album que he disfrutado mucho, al menos en esta primera escucha (sí, he ido escribiendo mientras lo escuchaba por primera vez), y ahora me queda escucharlo más veces, pues este género es por naturaleza denso, y es difícil que todo lo que tiene potencial de gustar al oyente, guste de una primera escucha (recuerdo que me pasé casi un año repudiando todo lo que escuchaba de Death in June cuando se lo escuchaba a mi compañera de piso, hasta que una canción me cautivó y a día de hoy es de mis proyectos favoritos).


Este es un album que si bien te gusta el folk con raíces antiguas (precristianas y prerromanas), o bien eres una persona de raíces bien hundidas en Iberia (aka Península Ibérica), vas a disfrutar enormemente. Yo tengo la buena suerte de ser ambas cosas y por eso, grupos como estos no solo me gustan, sino que me tocan el alma. Ese pedacito de alma que está en la cabeza y no el corazón, ese pedacito de alma que recuerda a mis ancestros constantemente aunque no los conozca tan en profundidad como quisiera, ese pedacito de alma que sufre por los bellos parajes de nuestra tierra, tan hermosos o más que los de cualquier parte del mundo, pero terriblemente maltratados, ese pedacito que piensa en Lug, en Vaélico, en Nabia y en Ataecina en lugar de en Júpiter, en Plutón, en Salacia o en Proserpina.

Recomendado 100%. Y sí, sé que siempre puntúo muy alto, pero comprenderéis que si meto música en un blog de paganismo, no es para hablar de discos cutres... ¿no?

NOTA: 9/10.


martes, 2 de diciembre de 2014

Salduie - Imbolc (Crítica)


De nuevo, voy a por un artículo que no versa directamente sobre paganismo, ni religión, ni religiones nativas europeas, pero que para mí, desde mi punto de vista personal, desde mi sistema emocional, pues se interrelaciona mucho: música. Y como no podría ser de otra manera (aunque en realidad sí), vuelvo al Folk Metal. Pero esta vez, no necesito irme a Suiza, Rusia o Islandia para hablar de Folk Metal, y es que ayer recibí el album Imbolc de los zaragonazos Salduie, una formación folk metalera de allí de las cuales hasta hace poco, solo había escuchado una demo que no me había convencido demasiado... hasta que desde diversas asociaciones arqueológicas y patrimoniales de España, y desde la propia página de Facebook de Céltica Hispana, me encontré compartido y en promoción un lyric video de esta banda, y una canción que desconocía que iba al título de "Numancia", y honestamente: no pude quedar más prendado.

Así que lo que aquí procede, es una crítica del album, que de hecho la voy a ir escribiendo mientras escucho por primera vez el album (a excepción de los tres temas que se han subido a Youtube), ya que pienso que hay que apoyar el producto nacional y territorial ibérico (en general, incluso cuando te topas con capullos fachas que te escupirían a la cara como ******), y más cuando es bueno.

Bueno, a modo de introducción (y para que este artículo tenga un poco más que ver con historia y paganismo y sea algo didáctico), decir que Salduie es una ciudad íbera (no celtíbera, íbera), documentada en monedas íberas con caracteres íberos (sí, muy íbero todo), y también documentada como "Salduvia" por Plinio el Viejo. El album se compone de 11 canciones, de las cuales 2 de ellas son instrumentales. Quiero pedir disculpas por mi ignorancia, pero aún no tengo mi oido hecho a casi ningún instrumento tradicional, así que en principio, los instrumentos de viento los definiré como "gaita" o "flauta", aún a sabiendas de que son mucho más específicos. Lo mismo va para los instrumentos de cuerda y "guitarra". Hay que tener en cuenta que soy un consumidor de música, pero no músico. Empecemos.

El album abre con Iber, un título que hace referencia al río Ebro (cabe destacar, por si no lo sabeis, que los ríos era uno de los elementos sagrados de nuestros ancestros, considerándose deidades o morada de deidades, y generando los teónimos -nombres de dioses- innumerables hidrónimos -nombres de masas de agua-). Es un tema instrumental, acústico y muy corto, que empieza con el sonido del cauce de un río, continúa con una guitarra acústica, y un armonioso, alegre y primaveral ritmo de flauta. Un tema agradable al oido.


Continuamos con el tema que da nombre al album, Imbolc, nombre de una festividad irlandesa dedicada a Brighid y que hace referencia a la lactancia de las ovejas, y que por lo que leo, hace referencia a un mito indo-europeo sobre la hibernación del oso (que yo desconozco por completo). Imbolc es un tema poderoso, con un ritmo contundente y una gaita desgarradora que cantan al renacer de la Primavera, y que combina una voz heavy limpia mayoritaria, con coros y pequeños trozos de voz rasgada semi-gutural. La canción sigue una estructura fija y común, con un pequeño descanso a la tralla allá por el final, antes de los últimos estribillos, donde hay un pequeño cántico muy básico, sin excesiva instrumentalización, y un pedazo instrumental con la gaita como protagonista. Un tema, como he dicho, poderoso, intenso, que hará las delicias de los que disfruten del Metal tanto o más que del Folk. Uno de mis temas favoritos.

El tercer tema es A Brindar, una canción festiva y alcohólica, con ritmos animados de guitarra y un ritmo vocal de igual modo, una canción que personalmente me agrada pero no me entusiasma porque me recuerda un poco a Mägo de Oz, con un uso absoluto de voz limpia y coros. Una canción "típica" de tabernas, alcohol, mujeres y el final de una batalla.

Se sigue con Pyrene, el nombre de una princesa que según una leyenda de sabor heleno, dio nombre a los Pirineos. En esta canción, hay una reinterpretación total del mito, al parecer basándose en un texto de La Guía de la España Mágica, por la cual Gerión persigue a Pyrene, y no Herakles, y donde Herakles es el heroe. En este tema, se hace una narración, en la que la voz limpia es el Narrador, la rasgada es Gerión y al final, hay algunos coros narrativos también. La canción abre con un sonido de flauta, y estalla el resto de instrumentos, si bien es cierto que la canción no es excesivamente rápida (aunque en el interludio instrumental del final, se acelera).

Ahora es el turno de La Senda del Cierzo, título que ya publicaron en su single de 2013 de mismo nombre, que trata sobre el cierzo, un viento fuerte propio del Valle del Ebro, y con una fuerza digna de haber sido mencionado por diversos autores grecolatinos, que fueron quienes dieron nombre a este fenómeno (lat. circius). Este está regrabado y bueno, los que lo hayais escuchado, ya lo conoceis. Es una canción con una gaita que honestamente, me recuerda bastante a Hevia (y es un cumplido). Una canción con sonido épico y de tintes legendarios, con unas baterías densas, pero una gaita y voces ágiles y de nuevo, combinando voz limpia y desgarros.


El turno de la 6º canción, la segunda instrumental Cutios. Cutios, es según el Calendario de Coligny (calendario lunisolar grabado en bronce, escrito en caracteres latinos y lengua gala), el 6º mes del año (y Cutios es, inteligentemente, el 6º tema del album). Es un mes que caería entre Marzo y Abril, y por etimología comparada con el irlandés, se cree que "cutios" podría significar "lluvia". Y así, este tema, que aunque instrumental, nada acústico como el que abre el album, empieza con el sonido de lluvia. Continua (sin cesar la lluvia) con una intro de flauta (creo que es un tin whistle, pero no me pegueis si me equivoco), y que de pronto revienta en un tema poderoso, con unas baterías que golpean el pecho como si las legiones romanas se acercasen, golpeando los platillos como si Dercetius fuese a arrancar el azul del cielo y lanzarlo contra la tierra, y que continua con altos y bajos de flauta y su andadura épica. Un tema que disfruté como un enano (y no es para nada habitual que me gusten los temas instrumentales dentro del Metal).

Ahora es el turno de Devotio, que hace referencia al acto social y religioso de la Devotio Ibérica*. Esta canción es una de mis favoritas. Es muy fuerte, pero con muchas raíces en el uso de los instrumentos folk. La canción va a voz limpia y rasgada, y pone voz a un devoti que lucha para mantener su pacto y que acepta la muerte por llegar. El tema tiene un ritmo continuado y muy poco entrecortado, y la voz da un tono muy épico. El estribillo parece sacado de una epopeya legendaria, haciendo referencia a animales sagrados de nuestros antepasados (buitre, lince y toro). Thumbs up por esta canción.

*Acto de vinculación social por vía religiosa que durante mucho tiempo se consideró propio de íberos por una referencia de Plutarco, aunque las evidencias de que muchos pueblos de la Celtiberia histórica tenían esta forma de vinculación empezó a ser abrumadora, hasta el punto de creer que parte de la defensa de Numancia, y los guerreros suicidados tras la rendición, eran devoti (guerreros vinculados por la Devotio). La Devotio Ibérica era una forma de clientela militar, comparada a los soldurii galos y los comitatus germanos, pero mucho más fuerte y vinculante por lazos sagrados, que exigía que si el jefe al que los Dioses invocados te vinculaban moría, el suicidio voluntario (probablemente con un ritual programado, de forma similar al harakiri japonés) era la única forma de mantener el honor.

La canción Caelia es en referencia a una bebida numantina (una cerveza caliente) a la que un autor romano hace referencia que, ya famélicos por el asedio de Numancia, tomaron antes de lanzarse embriagados a la batalla final. Además, desde el descubrimiento de una cerveza psicoactiva en la necrópolis vaccea de Las Ruedas, se cree que la caelia pudiera llevar algún tipo de psicoactivo, pues parece más embriagadora de lo que debiera. La canción es una canción muy rítmica y evocadora. No es metal: tiene cuerdas acústicas, flautas y cánticos festivos y de brindis y celebración antes de la batalla final, pues cada subida en el tono de voz, cada nota de flauta, cada tensión de una cuerda, es un canto de un ancestro caído. Otra de mis canciones favoritas.

Numancia, canción que hace referencia a la ciudad de Numancia y su asedio por parte de los romanos, lo que supuso (si no recuerdo mal) el final de Las Guerras Celtíberas. Ya he comentado esta canción infinidad de veces: es una canción épica y poderosa, con una letra acorde a esta, sonidos de gaitas de guerra y una combinación entre una voz limpia de bardo de batalla y el desgarro del último aliento de un guerrero dispuesto a la muerte, equilibrando perfectamente el poder del Metal y las épicas raíces del Folk pagano, recordando a nuestros antepasados numantinos.

Nos acercamos al final, con el penúltimo tema, Caído en Batalla, otra canción de tipo Caelia, una que tira más al medio tiempo, con una flauta (y una letra) melancólica, la de un guerrero que ha sido tomado esclavo por los romanos y llevado fuera de su hogar.

Para finalizar, tenemos otro tema regrabado, Hidromiel, título que hace referencia a una bebida obtenida de la fermentación de agua y miel (según autores más liberales con el término, de cualquier bebida hecha con miel, incluyendo vino y cerveza). Este tema, es otro tema alcohólico y festivo en referencia a los vikingos (que es con quién más se asocia la hidromiel, aunque no sea una bebida propiamente escandinava). Un tema rapidito, animado, nada diseñado para "echarnos", al contrario: alcohol, ebriedad y guerreros, los estandartes de Salduie. Personalmente no es el tema de la demo que yo hubiese rescatado, pero aún así es muy buen tema.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y ya está repasado el album Imbolc, un album variadito, con temas para todos los gustos, con un buen sabor a Folk de guerra y alcohólico, que a ratos puede llegar a recordar a otros grupos como Eluveitie (en sus canciones más poderosas) o Korpiklaani (en sus canciones más festivas). Con sus más y con sus menos (como todos los discos y como todos los grupos, personalmente he echado de menos el tema Viriato de la demo), un album muy madurado en comparación con su demo (y el single, admito que no lo había escuchado), con los instrumentos tradicionales muy bien integrados, sin metérnoslos hasta el gaznate por la fuerza como otras bandas de Folk Metal y las letras mejoradas.

No se me cae ni la boca ni los dedos si lo clasifico como uno de los mejores álbumes de Folk y Pagan Metal de 2014, junto a Origins de Eluveitie, Keltorevolution de Celtibeerian, Where Greater Men Have Fallen de Primordial, Av Oss, For Oss de Einherjer, Romuvan Dainas de Romuvos y Djevelmakt de Kampfar (y hay que esperar el Blood for the Blood God de Cruachan, que sale en unos días).

NOTA: 9/10.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Concierto Eluveitie + Arkona + Skálmöld


Hoy quiero hablar de una experiencia personal, una que no es "pagana", "espiritual", "mística" o "religiosa", per se, pero que para mí, lo fue. Se trata de un concierto en Barcelona, en la sala Salamandra 1, el 3 de Noviembre de este año 2014, un concierto que para mí fue "una experiencia religiosa" (guerrera y chamánica, si queremos tildarle algún tipo de etiqueta), tal vez por lo que me gustan los grupos que fui a ver, tal vez por lo amante que soy de la música, o tal vez porque practicando una religión nativa europea, la música tan hundida en las raíces de nuestros antepasados me provoca espasmos en el alma, pero siendo los grupos fuerzas eminentes del conocido como "Pagan Metal" y "Folk Metal", y queriendo expresar esta experiencia y no teniendo un blog personal, creo que este blog es el sitio más adecuado.

Antes de empezar con el concierto, creo que es importante recalcar qué estilo tocan, quienes son y muy importante, de donde son estas bandas (ya que su país determina el contexto musical y lírico). Empecemos de los teloneros secundarios y vamos subiendo.


Skálmöld, honestamente, no tengo ni pajolera idea de quienes son, los conocí allí. No tengo ninguna foto de ellos por esa misma razón. Skálmöld vienen de Islandia, país del que no conozco muchas bandas, pero que generaron a los legendarios Týr. Hace una especie de Viking Metal Melódico, con bastante teclado, sonido épico y letras que versan sobre mitología escandinava y la poesía islandesa. Según Metal-Archives y Wikipedia, el término Skálmöld se traduciría como "Era de las Espadas" (Age of Swords), y es una referencia a una guerra civil entre clanes familiares en la historia de Islandia.

Personalmente, es un grupo que no me dijo nada especialmente. Sí, son muy épicos y muy melódicos y claman a un buen concierto, pero sinceramente, no tienen nada especial. Suena como cualquier otro grupo de Viking Metal con teclados podría sonar, con melodías y guitarras que recuerdan a cánticos nórdicos (entrecortados, sería la definición que les daría), y en mi opinión, demasiado inspirados en Týr en algunos aspectos. Un buen grupo para abrir boca, sin más.


Una vez acabamos con Skálmöld, pasamos al siguiente telonero, y uno de mis grupos favoritos, no solo de este género, sino de todos los tiempos: los eslavos Arkona.


De Arkona habría mucho que decir, empezando porque tienen una característica frontwoman capaz de emitir desgarros vocales, que es algo que sorprende cada vez menos, pero sigue sorprendiendo.

Arkona es una banda rusa, de Folk Metal Eslavo que siempre se ha caracterizado por dos cosas: el uso de instrumentos folclóricos propios de la Europa del Este, con unas melodías que si bien conservan el elemento Metal, se doblega bastante en muchas canciones al ámbito Folk, creando melodías que recuerdan excesivamente a la música medieval eslava, y que es bastante bailable, recordando incluso a estilos como la polca. El otro elemento que les caracteriza, es que al menos hasta el penúltimo album, Slovo, el grupo (o al menos Masha Scream, su vocalista, junto con su marido Lazar, guitarrista del grupo, se declaran practicantes de Rodnovería (esto es, para quién no lo sepa, la religión nativa eslava -o en términos más técnicos, reconstruccionismo pagano eslavo-). De ahí que muchas canciones no hablen de valientes guerreros que van a batalla, sino que sean cánticos a los Dioses y las Tradiciones de Europa del Este, y que tengan un enorme componente emocional.

El nombre de Arkona (Аркона, en cirílico) proviene de una ciudad fortificada, que ahora pertenece al Estado Alemán, situado en lo que hoy es Cabo Arkona, en la Isla de Rügen, y es una ciudad-fortaleza eslava que fue el último bastión de resistencia al cristianismo, el último territorio de los eslavos en convertirse a la Nueva Religión, además de ser donde se encontraba el santuario del dios eslavo Svantevit.

Como curiosidad, diré que el multi-instrumentista folk de este grupo usa varios instrumentos tradicionales de viento, entre ellos, la gaita gallega (definida como tal, en castellano, en sus acreditaciones, al menos las que yo he visto, no afirmaban que tocase una "Galician bagpipe", sino "Gaita gallega"... y me mola, jajaja).

Arkona como actuación, estuvo genial. A pesar de que fui con la premisa de que su último album, Yav, no me gusta demasiado (no le encuentro la concordancia entre las melodías y el ritmo de las voces, es todo muy místico y yo no le cojo el ritmo, sinceramente), puedo decir sin tapujos que para mí fueron los mejores del evento, porque su música, como dije, aunque no deja de ser Metal, puede tocar el alma de un pagano nativista (como yo). Estuvieron sublimes y no dudaré en volver a verlos cuando vuelvan.


Y por último, paso a presentar a Eluveitie.


Los suizos Eluveitie, sí, provienen del país donde está el origen de la cultura de La Tène, y se definen como New Wave of Folk Metal, que no es otra cosa que Folk Metal con una base en el Death Metal Melódico (de corte sueco) en lugar de en el Pagan Metal, el Power Metal o el Black Metal, como es lo común en estos géneros. Sus letras, sin duda, indagan en las raíces galas, especialmente en los helvecios (el conjunto de tribus que habitaron esa zona, considerados de forma genérica como parte de la Galia). Tocan múltiples instrumentos tradicionales tanto pre-medievales como post-medievales (como gaitas, bouzouki irlandés, flautas, arpas, zanfona, violín...) y tiene como característica que, al menos desde su segundo album, Slania, sus letras están repaldadas por enormes investigaciones y teorías sobre los galos. Sus temas, tratan desde la espiritualidad y las tradiciones galas (confirmadas o teorizadas por expertos con evidencias arqueológicas) hasta eventos como la caida de Alesia, las Guerras Galas o personajes reseñables como Vercingétorix. En su último album, Origins, como su nombre indica, indagan los orígenes, tanto de los posibles mitos de creación que pudieran tener los galos (que según autores romanos, mediante la Interpretatio Romana, afirmaban descender de Dis Pater), a la fundación de diversas tribus, países o ciudades, o la creación del Cosmos.

Eluveitie es, de acuerdo con el letrista y frontman Chrigel Glantzmann, una expresión en galo que significa "El Helvecio" transliterada a etrusco de "(h)elvetios".

Como curiosidad, cabe decir que la profundidad de conocimientos del mundo celta de Chrigel es tal, que no solo es uno de los pocos extranjeros en conocer que los celtíberos existieron, y los pueblos celtas en la Península Ibérica eran muchos (en Portugal se les ha visto preguntar si sabían que su tierra tiene un pasado celta, lo cual puede resultar ridículo, pero lo cierto es que muchos ignoramos el pasado céltico de la mitad o más de la Península Ibérica, creemos que no existió, que es una fantasía o que quedó reducido a Galicia y Asturias, y es muy triste), sino que además es capaz de hacer historia, arqueología y mitología comparada con los celtíberos para sacar conclusiones sobre los galos, del mismo modo que nosotros hacemos con galos e irlandeses para sacar conclusiones sobre los celtíberos. Así que honestamente, como una persona que me considero celtíbero en mis raíces y en mis creencias religiosas... veo en Chrigel un amigo nuestro, alguien que con solo haber puesto en el libreto de su último album la palabra celtíberos para comparar las pieles de lobo de los "heraldos" celtíberos con la piel de lobo que porta el dios galo Sucellos, ya hace mucho más por dar a conocer a la comunidad internacional nuestra existencia en el mundo celta, porque sí, para gran parte de la comunidad, no existieron nuestros antepasados.


Y bien, una vez presentadas las tres bandas, creo que en un profundidad innecesaria (pero dado que es mi primer artículo sobre Pagan Metal y Folk Metal, pues me doy el gusto), pasamos al concierto propiamente dicho, que irá aderezado con algunas imágenes, también.

Concierto de Skálmöld:

Pues como he dicho, ni les conocía, ni tienen nada muy especial, y yo, como hacía años que no iba a un concierto y quería ser más papista que el Papa, empecé a agitar la cabeza (pues la melena me la corté hace años) de forma muy temprana, incluso con estos tíos. Eso sí, todo sea dicho, prefería beberme la cerveza a agitar la cabeza con ellos.

Un concierto bueno, correcto, sin errores, con energía e himnos que evocaban a guerreros yendo a la batalla espada en mano. Supongo que para los fans del grupo, sería un concierto genial. Para mí, bueno, fue un aperitivo aceptable, sin más.

Concierto de Arkona:

El concierto de Arkona me creaba mucha expectativa, pues conocía al grupo, conocía muchas canciones, había visto el DVD Noch' Velesova (Noche de Veles) y encima, esperaba hacer mi primer wall of death, pues sé que hacen siempre uno en la canción Stenka na Stenku por el contenido de la misma.

¿Sabeis qué es un wall of death (muro de la muerte)? Es cuando en un concierto, el grupo divide al público en dos bandos, y a la señal (o cuando el ritmo de la canción estalla), ambos corren el uno contra el otro e impactan, generando un enorme pogo o moshpit. Si no sabeis lo que es, aquí os dejo un ejemplo con el grupo NeaeraNeaera - Armamentarium Live at Wacken 2007 DVD.

Y voy a ser honesto con vosotros: Arkona es un grupo a veces de sonido difícil. Entre eso, y que su último album no me entusiasma, lo cierto es que no me quedé con toda la lista de canciones, solo las que me gustaban y reconocía. Masha Scream salió con todo su poderío, con su tradicional piel de oso enroscada y hablando inglés (ahora que se maneja con él porque se han hecho famosos -y sí, yo era de los que los conocía cuando no los conocían ni sus abuelas-), animando al público, el cual, honestamente, me dieron vergüenza ajena (ya contaré por qué).


Bien, en cuanto a canciones, tocaron Goi, Rode, Goi!, uno de sus grandes himnos, que da título a uno de sus discos estrella. La tocaron con la maestría y energía que corresponde, y debo decir que los desgarros vocales de Masha no se resienten para nada en directo. Como es una de mis canciones favoritas, grabé un par de trozos, tanto del comienzo como del cántico a Rod. Evidentemente, ninguno de los videos tiene especial buena calidad de imagen y de sonido (de hecho, el sonido tiende a colapsar por el volumen de los altavoces), pero menos da una piedra.

Goi, Rode, Goi! I

Goi, Rode, Goi! II

También tocaron Zakliatie del penúltimo album, una canción con un ritmo folk muy marcado en su estribillo, donde realizan una especie de cántico, y es muy entretenida.

Zakliatie

También tocaron, como no, uno de sus himnos más emotivo, Slavsya Rus', una canción folk, relajada, emotiva y evocadora, como un himno a la tierra nativa, que comienza con la propia Masha tocando una especie de tambor de piel de animal (seguro que el instrumento tiene nombre propio, pero... no lo conozco). En este caso, esta canción me ha hecho llorar en varias ocasiones, así que también grabé dos pequeños pedazos: el inicio con el tambor, y parte del trozo cantado. Una canción que puso la piel de gallina a todo el que siente la tierra, y no solo se ha apuntado a este carro por la música (o por la moda, porque sí, igual que he criticado que se use la moda como excusa para quedar guay, tengo claro que ha dado una moda increíble con este género, que sacaron a unos Eluveitie y Arkona de un absoluto anonimato solo corrupto en sus propios países y la escena underground, y los ha convertido en superestrellas ahora, y creedme que me alegro por ellos, pero no por las fashion victims).

             Slavsya, Rus' I

              Slavsya, Rus' II

Por supuesto, tocaron Stenka na Stenku, una canción del album Slovo, single de este, que trata sobre un juego que se realizaba entre eslavos con el mismo nombre, y que si no me equivoco significa algo como muro con muro, en el que dos filas de hombres se abalanzaban los unos con los otros en un combate a puños desnudos. Era un deporte practicado para honrar al dios de la guerra, Perún, y que se creía que endurecía a los jóvenes. Por ese motivo, suelen hacer un wall of death en esa canción. En esta canción, fue uno de los momentos que como persona ibérica (no me voy a poner con el tema de los paises porque paso tres kilos) pues pasé vergüenza ajena, porque tenemos esa mentalidad de vagos por la cual, al contrario que casi todo el resto de Europa, no tenemos una pajolera idea de inglés, porque no nos meten nivel. ¿Qué nos ocurre? Que cuando vamos a un concierto y no nos enteramos ni de jota, en vez de esforzarnos un poco para el siguiente, lo solucionamos todo con el mismo sistema: gritar "yeeeeeeeeeees!" sea lo que sea que hayan dicho. Entonces, "yeeeeeeeees!" fue la respuesta a la pregunta "are you ready for a wall of death?!". Claro, la gente gritó que sí muy enérgica sin tener ni zorra de lo que decía, por lo que no se movió ni el Tato. Masha tuvo que quitarse un segundo la melena de la cara (cuando entra en trance le cae sobre la cara y ya no hay Dios que le quite la melena de delante, es un misterio como el sonido alcanza el micro) para reprendernos con un "are you sleeping, my friends?", repitió la pregunta y ya por fin, se preparó el wall of death.

Debo decir que venía mentalizado para tal acto, pues si la iniciativa es grande, es difícil huir de ella si cruza toda la sala, yo estaba en primera fila del centro y me pilló en todo el cogollo. Ahora, puedo decirle a mi familia, mis amigos y mi Arestala, que sobreviví a un wall of death, y orgulloso de ello. Esa canción fue un moshpit gigantesco, y me llevé un buen saco de golpes, aunque deberíais ver a los otros...

P.D.: debo añadir que esta es una práctica que me fascina, porque vas dispuesto a romper caras, y aceptando que te la pueden romper, pero luego hay normas no escritas de asistir enseguida al que se tropieza y cae, de sacar del embrollo a las personas pequeñas o los más pequeños, etc. Es una violencia muy amistosa, en serio.


También tocaron Chado Indigo (Niño Indigo), del último album, la única que me provocó buena impresión de ese album, y bueno, ahí fue cuando entró en trance máximo y empezó a cantar mirando al cielo y se perdió en la inmensidad.

La otra canción que les recuerdo, es Yarilo, una de las canciones más animadas de este grupo, dedicada a la joven deidad de mismo nombre, y cuyo ritmo me cautiva sin remedio (es su canción de baile por antonomasia, Masha suele bailar al principio de la canción enlazando brazos con su marido, y podreis comprobar tal cosa por el movimiento de mi cámara, que yo también estaba bailando y saltando).

                                  Yarilo 

Y ahí acaba mi reseña/recapitulación del concierto de Arkona. Un concierto genial, bien ejecutado, enérgico, emotivo y con una apelación implícita a las raíces eslavas de sus componentes (que debo decir que los cultos eslavos son los que, después de mi propia religión y la de mis hermanos celtas, me parecen de los más interesantes y hermosos).

Para que no todo sea perfecto, decir que me faltaron algunas canciones: creo que  Leshiy, Zimushka y Liki Bessmertnykh Bogov deberían ser material obligado en el repertorio de Arkona, por lo demás, perfecto. Ni siquiera nos ahogaron con canciones nuevas, tocaron unas pocas y el resto fueron grandes éxitos.

Concierto de Eluveitie:

Bueno, decir que Eluveitie también hicieron un concierto casi impecable, y con varias cervezas, lograron que me metiese en varios moshpits (y también hicieron un wall of death, a falta de walls of death en mi vida, los dos primeros el mismo día, ale), y que me golpease el pecho hasta hacerme un hematoma de tamaño considerable (es mi forma de expresar algo que siento, los cristianos se santiguan, yo me golpeo el pecho porque se considera que así pudieran ser los aplausos de los guerreros antaño). En fin, lo primero es que sé perfectamente qué canciones tocaron Eluveitie, no solo porque me resultan más fáciles de reconocer, sino porque unos colegas muy agradables que conocí tras el concierto me pasaron una foto del tracklist que encontraron (donde tenían apuntado lo que tenían que decir en español, superdivertido). Os lo dejo:


Empecemos por el hecho de que debería haber conocido algunas grandes canciones del último album mejor. En concreto, hablo de From Darkness, Carry the Torch, Inception, The Silver Sister y Vianna. Son canciones geniales que ahora aprecio y antes no lo hice.

Bien, lo primero que hay que recalcar, es el esfuerzo de hablar castellano y catalán. Estoy bastante seguro de que procuran lo mismo con las lenguas de cada país al que van, pero aún así se agradece el esfuerzo. Así que ahora vamos por canciones.

Empezaron, claro, con el primer single del último album, King, una canción que adoro, y que versa sobre la fundación legendaria de Milán por y figura semi-mitológica de Ambicatus, rey de la tribu de los bitúriges. Una canción con fuerza y pegadiza a la vez, una buena elección para empezar.

                                       King

Luego vino Nil, que estaría todo lo bien ejecutada que quieras, pero como la mayoría del album Everything Remains As It Never Was, no me convence en absoluto, así que no puedo comentar nada sobre esta.


Tras esto, vino la genial From Darkness, que lidia con la posibilidad de que los galos contemplasen el origen del mundo desde el Antumnos (término galo para el Inframundo), y por tanto, desde la oscuridad del Dis Pater galo (usualmente identificado como el dios ctónico Sucellos), y asemejando el útero a la matriz oscura de la que procede el cosmos... una canción plagada de flautas que no esperaba que me fuese a gustar tantísimo. Sublime.


Carry the Torch, canción que continúa la historia de King, y cantada enteramente en galo (menos mal que me pillé la versión digipack del album donde te explica cada canción). Lo cierto es que no me entero de un carajo, pero la canción, sobre todo en su estribillo, es rematadamente bailable, y es otra canción a la que no estuve pendiente y ahora es de mis favoritas.


La siguiente parada es Thousandfold, canción sobre las incursiones romanas en la Galia, y que es una de mis canciones favoritas de su discografía, si bien pertenece al album que más odio. Aquí tengo un pequeñísimo trocito con una calidad pésima que cuesta de reconocer, pero os lo dejo:

                  Thousandfold

AnDro fue con la canción que continuaron, una canción instrumental de la que miles de músicos "celtas" han hecho su versión, y Eluveitie no podían ser menos. Esta canción es típica en la Bretaña francesa y es uno de los himnos musicales bretones más conocidos, junto con Trí Martolod, cuyo ritmo da la base al estribillo de la famosa Inis Mona.


                                      AnDro

El concierto continuó con Sucellos, canción dedicada a esta deidad, una deidad infernal que porta un mazo largo y un caldero, así como una piel de lobo. Su nombre se cree que se traduciría como "El Buen Golpeador" y que esto se debe a que golpearía la tierra para fertilizarla y permitir el crecimiento de la vegetación. Se le considera por la mayoría de historiadores, el Dis Pater galo por compartir rasgos ctónicos y quedar constatada su importancia a través de toda la Galia. Un tema intenso y brutal como el estallido de una estrella.

Entonces llega The Call of the Mountains, el segundo single, una bella canción a voz femenina sobre los Alpes. Pero lo interesante es que la cantante y zanfonista, Anna Murphy explica que preguntó que significa The Call of the Mountains "in catalun", y le respondió que era "La Veu de les Muntanyes" (La Voz de las Montañas), aunque realmente es "la llamada", no "la voz", pero bueno. El caso es que la señorita Anna se atreve y arriesga a cantar la frase dentro de la canción en catalán. También preguntaron, al ser un tema multi-lingüístico, en qué idioma queríamos oirlo, si en inglés o en alemán suizo, que es su lengua materna. La gente por alguna extraña y jodida razón votó por el alemán (a pesar de que el que se la supiese, se la sabía en inglés de seguro). Pero con la frase del estribillo en catalán xD.

                                     Pre-The Call of the
                                                                                                                             Mountains

La verdad es que a pesar de todo, la canción continuó siendo una preciosidad y un himno que poco olvidaríamos, pues aunque al contrario que Arkona, Eluveitie no evoca al alma como lo hacen los rusos, esta sí es una de las canciones que te remueven algo, que suena personal.

        
                                     The Call of the
                                                                                                          Mountains
 
Omnos, de su album más tirando al folk puro, a la música acústica y al Folk Rock, llamado Evocation I - The Arcane Dominion. Esta canción, también escrita en galo y cuyo título creo que significa "Miedo", reinventa el cuento de Caperucita Roja y el Lobo Feroz en una historia de amor truncada. Contra todo pronóstico (pues no es precisamente el disco favorito de los fans), la canción levantó pasiones.

                                     Omnos

Tras Omnos, vinieron The Nameless (dedicado a ese dios sin nombre mencionado en alguna que otra fuente grecolatina) e Inception, dedicada al concepto de la inmortalidad del alma de los galos, según un texto de Lucano. Dos canciones que tienen la virtud de tener un elemento increiblemente agresivo, pero también muy céltico, por lo que me enamora por metal y me enamora por celta.


Entonces, otro momento de vergüenza, pero solo un poco porque era una pregunta fingida (o sea, daba igual nuestra respuesta). Chrigel nos dice que ahora es cuando decidimos que canción de trabajos anteriores queremos escuchar. Adivinidad la respuesta: "yeeeeeeeeeeeeessssssssssssss!"... en fin. Al final, cogen y dicen que van a tocar Kingdom Come Undone, otra canción de "ese" disco, que no me llama mucho la atención. Volví a pasar vergüenza ajena, pero cuando vi que la canción estaba ya decidida, como que decidí pasar del tema.

Tras esto, llega The Silver Sister, otra de esas canciones que tienen la virtud de enamorarme por agresiva pero con mucho folk. Además, su letra me captura, y las guitarras llegan a tener momentos deliciosamente awkward (en plan "esto no pegaba en este pedazo de la canción"). La verdad es que es una canción buenísima y que todos aman, no sé por qué no hicieron single de ella, pero hay una camiseta que quiero.


Proseguimos con Vianna, otra de las canciones que no tenía conocimiento de lo buena que era. Esta canción, cantada principalmente por Anna Murphy, re-inventa el mito de sabor helenístico sobre la fundación de Viena, en base a un teónimo de patrona que, al parecer, es Vianna. Una canción muy mística que hace las delicias de los paganos como yo.

A Rose for Epona, un clásico a voz de la zanfonista de nuevo, single del album Helvetios, que es cantada desde el punto de vista de una mujer helvecia que reprocha a su diosa (Epona) que les haya abandonado. Creo que fue la primera canción cantada por Anna Murphy que se volvió casi un fenómeno de masas, y no es para menos.
 
                                     A Rose for Epona

Quoth the Raven, otra de las canciones de aquel fatídico disco que resulta rescatable, me encantó oirla.


Empieza la locura final, con Havoc. Una canción sobre las "expediciones punitivas" a la Galia, una canción violenta y disonante (y aun así con una agradable flauta que le sigue), un grito de desesperación con sangre en la boca que genera favoritismo entre los más metaleros.

      Havoc 

Tras Havoc, se suponía que el concierto se terminaba, pero algunos somos casi veteranos, y sabemos que eso de irse sin más, es pura patraña, jajaja. Así que esperamos mientras le regalábamos el ego. Como no, volvieron con el himno (pero no single, nadie sabe por qué) del penúltimo album, Helvetios. Una canción potente, mucho más enfocada al Pagan Metal, con letra de resistencia y exaltación de las raíces. Una gran canción.

                                    Helvetios

Y para finalizar, pues la canción que prácticamente todos esperan, el himno y single de su segundo album, titulada Inis Mona, por Anglesey en Gales, un lugar asociado a los druidas, y donde supuestamente estaba la escuela druídica de más prestigio (si mal no recuerdo). Un himno que muy tranquilamente, puede ser el que empezó esta fama internacional que rodea a Eluveitie, una canción que fue cantada, coreada, saltada y de todo.

                                   Inis Mona

Y con esa canción, se clausuró el concierto, un concierto sublime, enérgico, emotivo, espiritual (para algunos) y también melancólico, para mí, pues el miedo a mis acúfenos me alejaron de los conciertos durante varios años y la verdad, no he podido disfrutar más de lo que he disfrutado, después de pasar dos años con la espinita clavada de haberme perdido a Eluveitie y a Arkona cuando vinieron un Octubre, muy, muy cerca de mi cumpleaños...

En definitiva, tras cerrarse el concierto, hicimos las necesidades pertinentes, y nos dirigimos a la tienda de merchandising, en la que ya me había asegurado con la vendedora de productos de Eluveitie que seguiría abierta un rato tras finalizar el concierto, y me compré dos camisetas: una del Origins World Tour, con las fechas europeas (las primeras) en la espalda, y una camiseta de Arkona que no sé qué representa, pero que mola un huevo (incluso un señor cuarentón me hizo quitarme los cascos en Barna un día mientras bebía para sobrevivir al día, para preguntarme donde había comprado la camiseta porque "los símbolos de la espalda molan un montón").






Tras eso, tuve un pequeño problema averiguando qué hacer con mi vida (pues me alojaba en casa de mi gran amigo Paco, al que le agradezco muchísimo su hospitalidad, en Tarragona, y no había forma de volver a esas horas), al final foto con un par de miembros, juntarme con amigos y tal.


Como dije, una noche estupenda. Gracias a los colegas que me conocí y me acompañaron en el concierto, que me esperaron y me invitaron a cervezas, y a los que conocí después, que me hicieron compañía gran parte de la noche.

Volvería a repetir experiencia, y de hecho, es posible que lo haga muy, muy pronto.

Gracias por aguantarme (si has llegado hasta aquí), pero realmente necesitaba reseñar este concierto, porque la experiencia fue, a falta de un término mejor, mágica.

Slania!

jueves, 30 de octubre de 2014

Senonotis a Este Lado del Velo


Hola, amigos. Pues hoy, quiero hacer (aunque sea en este lamentoso estado de letargia, ya pido perdón de antemano por cualquier error o burrada que pueda soltar) de la próxima festividad sagrada que se nos avecina, conocida en mi Tradición Reconstruccionista Celtibérica como Senonotis (extraido de los términos celtibéricos reconstruidos y a su vez, del proto-celta, para "viejo/anciano" y "noche") libremente interpretada como La Noche de los Antiguos (o sea, la noche de los ancestros, y de todas aquellas entidades del Otro Mundo que preceden nuestra era, e incluso el tiempo en sí mismo).

Esta fecha, es más popularmente conocida en la comunidad pagana como "Samhain", y menos popular pero aún así conocida, el Samonios galo, y popular e internacionalmente, derivó en una festividad ajena a la religión que todos conocen como "Halloween", compuesta por reminiscencias simbólicas y de tradiciones de Samhain y de otras celebraciones de otras culturas.

Pero hoy, no vengo a hablaros del significado de Senonotis, porque no os tengo por tontos. Vengo a hablaros de lo que ocurre en Senonotis y no se habla ni antes, ni durante, ni poco después de la festividad: vengo a hablaros de nosotros, de los vivos, de los practicantes.

Para dar un poco de contexto y ayudar a la divulgación de mis creencias (no en un sentido proselitista, sino en un sentido socio-cultural), sí daré un pequeño transfondo desde mi punto de vista celtibérico. No es que en Céltica Hispana hagamos algo especialmente diferente en Senonotis, ya que no hay datos sobre las prácticas o creencias de nuestros antepasados en estas fechas, por lo que nuestra mayor baza son dos: la mitología comparada, y el estudio de los orígenes de las tradiciones y el folclore español y portugués post-medieval durante estas fechas. Por ese motivo, compartimos bastante las creencias y tradiciones de Samhain que tienen nuestros hermanos irlandeses y galos: el Velo entre Este Mundo y el Otro Mundo se hace más fino, la Tribu se reúne con sus ancestros, es adecuado dejar ofrendas para los espíritus coléricos que rondan la tierra en esta temporada de Invierno, se honra a los Dioses, se reflexiona, se toman decisiones de cara al próximo giro de la Rueda, se celebra la entrada del nuevo ciclo, etc. Bien es cierto que tenemos un panteón muy particular, y que al menos en mi Tradición, los patrones de Senonotis, no habiendo Morrigans ni Hekates, son sin duda Ataecina y Endovélico, la pareja de dioses ctónicos y oscuros que reinan el Inframundo (no solo entendido como un Reino de los Muertos que está en el Otro Mundo, sino también como el mundo subterráneo que hay en Nuestro Mundo, el mundo de la oscuridad y de las temidas "fuerzas invernales" que casi todo pueblo de origen indo-europeo procuraba repeler o mantener satisfechas en esta temporada del año). No obstante, cabe decir que otras deidades pueden tener digna mención en estas fechas, como puede ser Vaélico, Airón y Nabia por su condición de deidades ctónicas o psicopompas, o incluso Baraecus, por su función protectora, y en representación de sus muros, que separan de alguna forma el mundo humano de las formas más temidas de seres del Otro Mundo y su hábitat (lugares específicos, normalmente de naturaleza salvaje o ancestral). Esta noche (y todo su remanente) no es solo noche de ancestros, es noche de xanas y anjanas, de mouros y trasgos, pero también de prevenirse de guaxas, de malinos, de lavandeiras y de diversas procesiones de ánimas (Santa Compaña, Güestía, Estantigua...) que, en teoría, abundarán más en estas fechas que en cualquier otra del año.


Dicho esto, cabe recordar, que no existen pruebas definitivas de culto a los ancestros durante Samhain en la Irlanda pre-cristiana, y que si bien, con y sin comparación mitologica hay evidencias de como mínimo, un recuerdo a los ancestros (más a modo de cuentos de la tribu y sus fundadores, que de culto activo) y de que ya hay una tradición palpable que no nos debe importar ni avergonzar seguir, las únicas fuentes directas de estas fiestas hablan de las siguientes cosas:

1 - El cambio de ciclo e inicio de año, en el que empieza o se acerca la época oscura y es un tiempo impreciso en el que las normas del mundo quedan un poco en suspensión (que es un concepto como más primitivo que eso del "Velo", incluso recuerda un poco a los Días Innominados maya).

2 - El comienzo de la actividad de las "fuerzas del invierno" (otra evidencia que podría indicar una celebración o creencia similar entre los celtas de la Península Ibérica para los historiadores más escépticos, pues están las Mascaradas de Invierno, que son mascaradas con desfiles y danzas y unos disfraces -a veces representando a roles específicos un año tras otro- y cuyas máscaras y ropajes llegan a recordar a seres grotescos, que bien podrían representar tanto bestias mitológicas, como espíritus y seres feéricos de diferentes naturalezas). También hay que recordar que en los diversos mitos (medievales, sobre todo) de las zonas celtas más populares, pues los seres feéricos referidos como conjunto, especialmente aquellos que viven en túmulos o espacios megalíticos (menhires y dólmenes), son confundidos entre diferentes categorías que incluyen "espíritus de la naturaleza", "deidades menores" y "espíritus descarnados de los ancestros", y a veces son referidos como "razas ancestrales". También cabe recordar la creencia popular (y de raíz precristiana) de que los antepasados (en general, tribales o célebres por su posición social, política o por sus hazañas militares) podían proporcionar beneficios a la tribu de modo similar a los espíritus de la naturaleza, los seres feéricos y los Dioses.

3 - Eventos socio-políticos en el que la tribu se reunía, se aprobaban leyes, se planeaban campañas bélicas, etc.


Ahora, nos vamos a centrar en el segundo punto, pero soy como soy, y creo que ya bastante gente ha hablado sobre las evidencias que vinculan a los muertos o los ancestros a esta festividad, así que yo me voy a centrar en el otro lado: espíritus que no han sido descarnados, los seres feéricos que no tienen una naturaleza humana, los espíritus o deidades menores coléricas, los vivos, los celebrantes, etc.

¿Por qué? Porque mientras se acercaba Senonotis, no he parado de ver cartelitos, estados de Facebook y entradas de blog en las que hablan de calabazas y nabos tallados, de recordar honrar a tus ancestros, de "kits de hechizos de Samhain" y todo lo que tenga que ver con muertos, ancestros, antepasados e incluso reencarnaciones. Y yo pienso: ¿qué ocurre con la parte humana, con la parte viva, la tribal, la social, la guerrera, aquella que está explicitada históricamente? Pues que la gente se centra en los ancestros (que es muy respetable, como he dicho), en la muerte y en lo escabroso, y nos olvidamos de que las festividades, sean para propiciar, sean para proteger, sean para tomar decisiones, son celebraciones.


¿Cuál es entonces mi propuesta? Pues que sí, que tengais una hermosa comunión con vuestros ancestros, antepasados y difuntos más recientes. Que sí, que hagais conjuros y profecías, que ejerzais culto a los Dioses de la Muerte y el Inframundo de vuestro panteón o panteones. Pero también os insto, en pro de una fidelidad a las tradiciones de esos ancestros que tanto aclamais en estas fechas, a que tal cual Navidad atea (o sea, esa Navidad que celebra casi todo el mundo aunque no sea cristiano), os reunais tu grupo, asociación religiosa, grove, akelarre, "lo-que-sea" y reflexioneis, y almaceneis, y renoveis vuestras protecciones, y reviseis vuestros estatutos, y honreis a vuestros miembros ilustres por el motivo que sea. Que adoreis a los Dioses, pero no solo en pro de los muertos. Que os lanceis a la naturaleza o lugares de interés telúrico, y lanceis vuestras atenciones a los seres feéricos, deidades menores, genios del lugar, etc., que también aparecen desde el otro lado del Velo como cualquier ancestro nuestro. Que visiteis los túmulos y monumentos megalíticos que tengais cerca, no como portales para vuestros ancestros, sino como el hábitat para los otros seres que nos rodean, y como lugares de interés a los vivos, a los que estamos, a los que nos conviene honrar a los espíritus del lugar. Y sobre todo, sobre todo, que os reunais con vuestras familias (alrededor de una hoguera o una chimenea, preferiblemente), que disfruteis, que bebais, que comais en abundancia, que conteis batallitas, recordeis a aquellos que lograron hazañas o lograron lo imposible, recordeis a aquellos que se puedan llamar heroes o guerreros, mediteis sobre vuestro futuro como individuos y como familia, etc.

Que recordais que si el Velo se hace más fino en esta época, es para ambos mundos, no solo para centrarse en el otro.


Finalmente, como acto interesado (tanto para mí como para vosotros), recordaros y recomendaros que si estais por Madrid el 1 de Noviembre, una de las confesiones religiosas hermanada con Céltica Hispana (aunque bueno, no sé si debería decir "hermanada", creo que técnicamente, el hermanamiento es algo que requiere de un acto formal), Wicca Celtíbera, celebra Samhain en la localidad de Pinto con un ritual público. Pinto es una localidad bastante amiga de nuestros cultos, diría yo, y si bien no la conozco, este es el 2º Samhain celebrado por Wicca Celtíbera, y creo que llevan ya bastantes años celebrando el Solsticio de Verano (de forma pública, cultural y turística por parte de la localidad, claro, si bien es cierto que el ritual es un ritual, independientemente de las intenciones y creencias del ojo observador) con permiso y beneplácito del ayuntamiento. Os recomiendo que vayais porque reitero, el ritual, aunque público, es auténtico, realizado por gente de Wicca Celtíbera y sus akelarres, no es una dramatización hecha por actores, y bueno, os dejo un video de la celebración del Solsticio de Verano en 2013, es un video precioso, es una celebración bastante a lo grande (lo cual es genial e imprescindible para la visibilización de nuestras creencias religiosas, la cual parece limitada en nuestra sociedad actual a una Wicca anglosajona y si acaso, a unos cultos helénicos y romanos), y además, hay una parte lúdica posterior al ritual, en honor a ese aspecto festivo y tribal de esta festividad sagrada, por lo que no todo es exclusivamente místico, se conserva el espíritu de reunión, de celebración y por tanto, tiene un componente cultural, no solo religioso.

Aquí os dejo el link:


Y bueno, después de este nada pequeño rapapolvo general, espero que reflexioneis, que no os dejeis llevar solo por la moda en exclusividad (que reitero, la moda es muy respetable, especialmente cuando ya es bastante tradición, como es el caso, pero no lo es todo), que si de verdad quereis honrar a vuestros ancestros, lo hagais con el ejemplo y no solo con invocaciones y sobre todo, sobre todo...

¡Feliz Senonotis/Samhain!


jueves, 23 de octubre de 2014

Transexuales Energéticos


Señores. Señoras. Niños. Seres. Cosas. Tengo algo que confesar: soy un transexual energético.

Según algunos individuos, "expertos" e incluso colectivos (sean akelarres o Tradiciones completas), todos los homosexuales, masculinos o femeninos, somos transexuales energéticos. Y es que el mundo del Paganismo Europeo es terriblemente amplio y rico, y por si a alguien no le ha llegado la circular aún, señores y señoras, soy homosexual. Y no, no soy gay, ni maricón ni entiendo, soy homosexual, es el nombre más técnico y neutral para definir la identidad sexual con la que ahora me identifico (aunque prefiero la de 5 en la Escala de Kinsey, para ser totalmente sinceros). Y las reacciones a esta identidad en este mundillo, ha pasado por todo lo que yo me pueda imaginar: desde quién lo exalta en un sentido sexual, a quién no le da mayor importancia, a quién lo exalta en un sentido ritual o los casos que desgraciadamente más me encuentro en el ámbito de las religiones nativas europeas, lo rechaza de pleno como un acto de inmoralidad, algo así como una blasfemia pagana, pues muchas veces, al ser consideradas como tal, al dar importancia al nativismo, nos acabamos encontrando personas de extrema derecha que, como ocurre con todos los extremos, tienen muchos ideales de boquilla y mucho odio respaldado con pocos conocimientos.

Pero no estamos aquí para hablar de reacciones, estamos aquí para hablar de una reacción, y es la que he percibido, sobre todo, por parte de miembros de la Wicca (y si me das a apurar más, de la Wicca ecléctica o solitaria). Es una teoría, más que una reacción, una teoría que en mi opinión y basándose en viejos prejuicios sobre la "sensibilidad" o "el lado femenino/masculino" de los homosexuales, es un enorme cúmulo de desconocimientos. Hablo de esa idea de que nuestra energía, o nuestra aura, es de tipo "femenino" si somos hombres, y "masculino", si hablamos de mujeres. En definitiva, somos transexuales energéticos. Y no, no me he vuelto loco, aunque ni ellos mismos se den cuenta de sus propias afirmaciones, eso es lo que nos llaman.

Según la RAE, esta es la definición que tenemos de transexual:
transexual.
1. adj. Dicho de una persona: Que se siente del otro sexo, y adopta sus atuendos y comportamientos. U. t. c. s.
2. adj. Dicho de una persona: Que mediante tratamiento hormonal e intervención quirúrgica adquiere los caracteres sexuales del sexo opuesto. U. t. c. s.
Así que sí, técnicamente lo que hacen esas personas es transexualizarnos energéticamente, en vez de decir que nos sentimos, pertenecemos o pensamos como el sexo al que no pertenecemos biológicamente, afirman que tenemos una energía correspondiente al sexo al que no pertenecemos biológicamente.

¿Qué puedo decir como hombre homosexual pagano al respecto de esto? En principio, debería ser inocuo, incluso debería quedar como una de esas creencias que sencillamente no comparto, pero si vamos más allá de la religión, donde lo único importante, supongo, es la tolerancia hacia los creyentes, si analizamos estas afirmaciones como resultado de unos prejuicios sociales, o el impacto social que pueden tener, me resulta algo preocupante.

Lo primero y más evidente que hay que preguntar, obviando por completo la veracidad o falsedad de dicha afirmación, es la obvia, y ahora me voy a poner a lo Laverne Cox: ¿en qué puesto deja eso a los transexuales? ¿en qué puesto deja eso a los bisexuales? Y lo digo porque la otra vertiente que he oído a esa teoría, es que "tenemos ambas energías", por lo que deja otro interrogante a lo Edward Nygma respecto a los bisexuales y transexuales, que al parecer, no solo en la sociedad son ese gran elefante rosa en la habitación, también cuando se cambia de sala y entran en la religión, siguen siendo totalmente invisibles, negados o equiparados con los homosexuales. Y realmente, me parece algo muy feo. Me parece algo muy feo porque se quiera o no se quiera, equivale a decir que un bisexual es un homosexual reprimido o indeciso, y un transexual, "un maricón con tacones", como se solía decir allá por los 80s o 90s.


Lo siguiente, es determinar si la afirmación es auténtica. Para determinar eso, hay que preguntarse dos cosas: ¿cómo lo percibe un creyente homosexual? Y también hay que preguntarse qué define el género.

Respecto a lo primero, creo que depende del creyente. Honestamente, y voy a trabajar con la precisión quirúrgica de un ateo científico ahora, es que "percibir las energías" es algo subjetivo. Está sujeto a la subjetividad, si es que esas "energías" siquiera existen. Por lo tanto, aunque las estés "sintiendo", aunque existan, no es una ciencia muy exacta. Yo personalmente hay pocas veces en mi vida que crea haber percibido una energía espiritual o sobrenatural y que me atreva a asegurar que era algo real, así que aún menos me parece que yo o cualquier homosexual (o heterosexual) vaya rezumando "energía masculina" o "energía femenina". Y aunque lo percibas es algo que atenta contra la autopercepción y la identidad asumida de un individuo, lo cual es una de las cosas más sagradas que cada individuo tiene, y sinceramente, no creo que tengas autoridad moral ni que te convenga atacar esa parte de una persona.

En algunas ocasiones, incluso he llegado a leer cosas como que "solo hay que ver a algunos homosexuales", refiriéndose a que tienen "pluma" o "manerismos". Y aquí creo que hay que aclarar algo que debería ser obvio, pero que por alguna razón no lo es, y es que el rol de género es un constructo social, y que cuando un hombre hace algo que a ti te parece "femenino", para él puede ser su forma de ser (que casualmente, y no causalmente, coincide con lo que en su sociedad y época se considera femenino). Pero también los manerismos y la pluma son conjeturas. Y voy a poner el desagradable ejemplo que siempre odio poner (porque se vuelve a hablar del tema): yo mismo. Una persona que no voy a definir como me veo, pero si voy a decir algo objetivo, que es como me percibe la gente. Como me perciben aquellos que han tratado conmigo buen rato, que han visto videos míos, que han salido de fiesta conmigo, mi familia, mis amigos... una paleta de personas que se pelean entre sí, unos defendiendo que "apesto a la legua a mariconeo", hasta los que consideran que mi comportamiento y expresión corporal es más o menos "normal" o "neutral" (sea lo que sea eso), y que la otra parte son personas homocentristas que ven homosexualidad hasta en el blanco de las paredes (y se deba esta divergencia de opiniones tanto a que cada uno percibe las cosas de un modo personal, como a que yo cambie mi forma de comportarme según el momento, el ambiente, como me sienta, etc., es indiferente el motivo). Además, oyes a algunas personas hablar de lo que es la energía masculina y femenina, asemejándolas a roles de géneros socialmente construidos, afirmando cosas como que la energía femenina es empática, cuida y protege, entiende... y que esos son "atributos de los gays". Como homosexual, primero debo decir que marcar algo así como un "atributo gay" es una reverenda estupidez que se cura conociendo a alguien que no sea carne de ambiente. Lo segundo es: ¿nunca te preguntas si vino antes el huevo o la gallina?¿La "energía femenina" tiene esos atributos porque son atributos de la feminidad, o construimos esa creencia y al percicbir ese tipo de energía la etiquetamos como "femenina"?

Así que ten bien claro esto, por favor: el género no lo dicta el comportamiento, el comportamiento no es una manifestación de la energía que poseemos, y puedes estar viendo el que para ti es el hombre más femenino del mundo, y sin embargo ver a la persona más a gusto portando testículos que jamás verás. El cascarón no indica nada del interior. Parece increíble que tengamos que aclararlo a estas alturas, pero así es.

Por eso, este tipo de cosas, aunque dichas sin ningún tipo de maldad, creo que son dañinas. Son dañinas a nivel social porque sientan antecedentes más allá de la religión. Porque luego la gente se cree con la potestad de cambiar Tradiciones para que no sean tan "heteronormativas" en sus ritos de fertilidad humana-animal (como si no pudiésemos aceptar que aunque iguales en el mundo, cada cual tiene sus dones y el de fertilidad en el sexo homosexual, no es uno de ellos), de hablar de magia "adecuada para heterosexuales" y "adecuada para homosexuales", de "crear desbalances energéticos en un coven" por culpa del exceso de una energía debido a sus miembros homosexuales o de escribir libros sobre como hacer tus ritos más... gays, sea lo que sea eso.


Respecto a lo que define el género, pues ya he tocado levemente ese tema en el punto anterior (me enrollo mucho porque este tema me toca la fibra sensible y me molesta, y por eso necesito mascarlo todo). ¿Qué nos hace hombres o mujeres? ¿Genitales? ¿Energía? ¿Si conectamos con Dioses o Diosas? ¿Cómo lo sintamos a nivel mental e identitario? ¿Una combinación de todo? Realmente, si no se puede definir donde está el género, me parece absurdo defender que mi energía es más masculina o más femenina. En primer lugar, no puedes mostrarme que lo que sientes es real, en segundo, no puedes determinar si la dualidad de "masculina-femenina" es auténtica o una etiqueta humana social. Y en tercer lugar, no creo que tus percepciones, ni tus teorías, tengan más poder que la autoconcepción de un individuo sobre sí mism@.

En cualquier caso, y para ir concluyendo, parece que aquí pesan más los prejuicios que los hechos. Yo no solo puedo ponerme a mí de ejemplo (aunque sería más que suficiente, a pesar del esfuerzo de algunos por tenerme de "excepción que confirma la regla" cuando no lo soy), pero poniéndome de ejemplo, puedo decir que mi comportamiento fluctúa, que no siento nada "femenino" en mí (independientemente de si vosotros lo percibís o no), que estoy a gusto con mi cuerpo, que me sería traumático transformarme en mujer porque me siento hombre y no solo respecto a estar cómodo con mis genitales, que no conecto con más Diosas que Dioses, que no aprecio más a las Diosas que a los Dioses, que no tengo absolutamente nada en mi autoconcepción como individuo y como hombre o en mi vida religiosa que parezca más femenino o diferente a la de cualquier varón que practique mi religión o cualquier otra forma de politeísmo europeo.

Y ya podeis tirar los tomates y dar vuestra opinión (si quereis) en los comentarios. Esta no solo es mi opinión y no solo son mis teorías, también es mi experiencia. Una experiencia que el empeño por hacer de la homosexualidad algo diferente y único, tanto dentro de mi propio colectivo, como de aquellos que creen que es la reacción propia de quién me apoya, ha hecho que en general sea desagradable, o a lo sumo, frustrante y lleno de explicaciones sobre cosas que debieran ser obvias (como que me considero un hombre y deseo adoptar el rol que tiene cualquier hombre en mis prácticas religiosas). Pero bueno, opinión, teoría o experiencia, sigue siendo mía, siempre habrá voces de apoyo y voces disidentes, y me gusta escuchar ambas.

Que los Dioses os sean propicios.