jueves, 30 de octubre de 2014

Senonotis a Este Lado del Velo


Hola, amigos. Pues hoy, quiero hacer (aunque sea en este lamentoso estado de letargia, ya pido perdón de antemano por cualquier error o burrada que pueda soltar) de la próxima festividad sagrada que se nos avecina, conocida en mi Tradición Reconstruccionista Celtibérica como Senonotis (extraido de los términos celtibéricos reconstruidos y a su vez, del proto-celta, para "viejo/anciano" y "noche") libremente interpretada como La Noche de los Antiguos (o sea, la noche de los ancestros, y de todas aquellas entidades del Otro Mundo que preceden nuestra era, e incluso el tiempo en sí mismo).

Esta fecha, es más popularmente conocida en la comunidad pagana como "Samhain", y menos popular pero aún así conocida, el Samonios galo, y popular e internacionalmente, derivó en una festividad ajena a la religión que todos conocen como "Halloween", compuesta por reminiscencias simbólicas y de tradiciones de Samhain y de otras celebraciones de otras culturas.

Pero hoy, no vengo a hablaros del significado de Senonotis, porque no os tengo por tontos. Vengo a hablaros de lo que ocurre en Senonotis y no se habla ni antes, ni durante, ni poco después de la festividad: vengo a hablaros de nosotros, de los vivos, de los practicantes.

Para dar un poco de contexto y ayudar a la divulgación de mis creencias (no en un sentido proselitista, sino en un sentido socio-cultural), sí daré un pequeño transfondo desde mi punto de vista celtibérico. No es que en Céltica Hispana hagamos algo especialmente diferente en Senonotis, ya que no hay datos sobre las prácticas o creencias de nuestros antepasados en estas fechas, por lo que nuestra mayor baza son dos: la mitología comparada, y el estudio de los orígenes de las tradiciones y el folclore español y portugués post-medieval durante estas fechas. Por ese motivo, compartimos bastante las creencias y tradiciones de Samhain que tienen nuestros hermanos irlandeses y galos: el Velo entre Este Mundo y el Otro Mundo se hace más fino, la Tribu se reúne con sus ancestros, es adecuado dejar ofrendas para los espíritus coléricos que rondan la tierra en esta temporada de Invierno, se honra a los Dioses, se reflexiona, se toman decisiones de cara al próximo giro de la Rueda, se celebra la entrada del nuevo ciclo, etc. Bien es cierto que tenemos un panteón muy particular, y que al menos en mi Tradición, los patrones de Senonotis, no habiendo Morrigans ni Hekates, son sin duda Ataecina y Endovélico, la pareja de dioses ctónicos y oscuros que reinan el Inframundo (no solo entendido como un Reino de los Muertos que está en el Otro Mundo, sino también como el mundo subterráneo que hay en Nuestro Mundo, el mundo de la oscuridad y de las temidas "fuerzas invernales" que casi todo pueblo de origen indo-europeo procuraba repeler o mantener satisfechas en esta temporada del año). No obstante, cabe decir que otras deidades pueden tener digna mención en estas fechas, como puede ser Vaélico, Airón y Nabia por su condición de deidades ctónicas o psicopompas, o incluso Baraecus, por su función protectora, y en representación de sus muros, que separan de alguna forma el mundo humano de las formas más temidas de seres del Otro Mundo y su hábitat (lugares específicos, normalmente de naturaleza salvaje o ancestral). Esta noche (y todo su remanente) no es solo noche de ancestros, es noche de xanas y anjanas, de mouros y trasgos, pero también de prevenirse de guaxas, de malinos, de lavandeiras y de diversas procesiones de ánimas (Santa Compaña, Güestía, Estantigua...) que, en teoría, abundarán más en estas fechas que en cualquier otra del año.


Dicho esto, cabe recordar, que no existen pruebas definitivas de culto a los ancestros durante Samhain en la Irlanda pre-cristiana, y que si bien, con y sin comparación mitologica hay evidencias de como mínimo, un recuerdo a los ancestros (más a modo de cuentos de la tribu y sus fundadores, que de culto activo) y de que ya hay una tradición palpable que no nos debe importar ni avergonzar seguir, las únicas fuentes directas de estas fiestas hablan de las siguientes cosas:

1 - El cambio de ciclo e inicio de año, en el que empieza o se acerca la época oscura y es un tiempo impreciso en el que las normas del mundo quedan un poco en suspensión (que es un concepto como más primitivo que eso del "Velo", incluso recuerda un poco a los Días Innominados maya).

2 - El comienzo de la actividad de las "fuerzas del invierno" (otra evidencia que podría indicar una celebración o creencia similar entre los celtas de la Península Ibérica para los historiadores más escépticos, pues están las Mascaradas de Invierno, que son mascaradas con desfiles y danzas y unos disfraces -a veces representando a roles específicos un año tras otro- y cuyas máscaras y ropajes llegan a recordar a seres grotescos, que bien podrían representar tanto bestias mitológicas, como espíritus y seres feéricos de diferentes naturalezas). También hay que recordar que en los diversos mitos (medievales, sobre todo) de las zonas celtas más populares, pues los seres feéricos referidos como conjunto, especialmente aquellos que viven en túmulos o espacios megalíticos (menhires y dólmenes), son confundidos entre diferentes categorías que incluyen "espíritus de la naturaleza", "deidades menores" y "espíritus descarnados de los ancestros", y a veces son referidos como "razas ancestrales". También cabe recordar la creencia popular (y de raíz precristiana) de que los antepasados (en general, tribales o célebres por su posición social, política o por sus hazañas militares) podían proporcionar beneficios a la tribu de modo similar a los espíritus de la naturaleza, los seres feéricos y los Dioses.

3 - Eventos socio-políticos en el que la tribu se reunía, se aprobaban leyes, se planeaban campañas bélicas, etc.


Ahora, nos vamos a centrar en el segundo punto, pero soy como soy, y creo que ya bastante gente ha hablado sobre las evidencias que vinculan a los muertos o los ancestros a esta festividad, así que yo me voy a centrar en el otro lado: espíritus que no han sido descarnados, los seres feéricos que no tienen una naturaleza humana, los espíritus o deidades menores coléricas, los vivos, los celebrantes, etc.

¿Por qué? Porque mientras se acercaba Senonotis, no he parado de ver cartelitos, estados de Facebook y entradas de blog en las que hablan de calabazas y nabos tallados, de recordar honrar a tus ancestros, de "kits de hechizos de Samhain" y todo lo que tenga que ver con muertos, ancestros, antepasados e incluso reencarnaciones. Y yo pienso: ¿qué ocurre con la parte humana, con la parte viva, la tribal, la social, la guerrera, aquella que está explicitada históricamente? Pues que la gente se centra en los ancestros (que es muy respetable, como he dicho), en la muerte y en lo escabroso, y nos olvidamos de que las festividades, sean para propiciar, sean para proteger, sean para tomar decisiones, son celebraciones.


¿Cuál es entonces mi propuesta? Pues que sí, que tengais una hermosa comunión con vuestros ancestros, antepasados y difuntos más recientes. Que sí, que hagais conjuros y profecías, que ejerzais culto a los Dioses de la Muerte y el Inframundo de vuestro panteón o panteones. Pero también os insto, en pro de una fidelidad a las tradiciones de esos ancestros que tanto aclamais en estas fechas, a que tal cual Navidad atea (o sea, esa Navidad que celebra casi todo el mundo aunque no sea cristiano), os reunais tu grupo, asociación religiosa, grove, akelarre, "lo-que-sea" y reflexioneis, y almaceneis, y renoveis vuestras protecciones, y reviseis vuestros estatutos, y honreis a vuestros miembros ilustres por el motivo que sea. Que adoreis a los Dioses, pero no solo en pro de los muertos. Que os lanceis a la naturaleza o lugares de interés telúrico, y lanceis vuestras atenciones a los seres feéricos, deidades menores, genios del lugar, etc., que también aparecen desde el otro lado del Velo como cualquier ancestro nuestro. Que visiteis los túmulos y monumentos megalíticos que tengais cerca, no como portales para vuestros ancestros, sino como el hábitat para los otros seres que nos rodean, y como lugares de interés a los vivos, a los que estamos, a los que nos conviene honrar a los espíritus del lugar. Y sobre todo, sobre todo, que os reunais con vuestras familias (alrededor de una hoguera o una chimenea, preferiblemente), que disfruteis, que bebais, que comais en abundancia, que conteis batallitas, recordeis a aquellos que lograron hazañas o lograron lo imposible, recordeis a aquellos que se puedan llamar heroes o guerreros, mediteis sobre vuestro futuro como individuos y como familia, etc.

Que recordais que si el Velo se hace más fino en esta época, es para ambos mundos, no solo para centrarse en el otro.


Finalmente, como acto interesado (tanto para mí como para vosotros), recordaros y recomendaros que si estais por Madrid el 1 de Noviembre, una de las confesiones religiosas hermanada con Céltica Hispana (aunque bueno, no sé si debería decir "hermanada", creo que técnicamente, el hermanamiento es algo que requiere de un acto formal), Wicca Celtíbera, celebra Samhain en la localidad de Pinto con un ritual público. Pinto es una localidad bastante amiga de nuestros cultos, diría yo, y si bien no la conozco, este es el 2º Samhain celebrado por Wicca Celtíbera, y creo que llevan ya bastantes años celebrando el Solsticio de Verano (de forma pública, cultural y turística por parte de la localidad, claro, si bien es cierto que el ritual es un ritual, independientemente de las intenciones y creencias del ojo observador) con permiso y beneplácito del ayuntamiento. Os recomiendo que vayais porque reitero, el ritual, aunque público, es auténtico, realizado por gente de Wicca Celtíbera y sus akelarres, no es una dramatización hecha por actores, y bueno, os dejo un video de la celebración del Solsticio de Verano en 2013, es un video precioso, es una celebración bastante a lo grande (lo cual es genial e imprescindible para la visibilización de nuestras creencias religiosas, la cual parece limitada en nuestra sociedad actual a una Wicca anglosajona y si acaso, a unos cultos helénicos y romanos), y además, hay una parte lúdica posterior al ritual, en honor a ese aspecto festivo y tribal de esta festividad sagrada, por lo que no todo es exclusivamente místico, se conserva el espíritu de reunión, de celebración y por tanto, tiene un componente cultural, no solo religioso.

Aquí os dejo el link:


Y bueno, después de este nada pequeño rapapolvo general, espero que reflexioneis, que no os dejeis llevar solo por la moda en exclusividad (que reitero, la moda es muy respetable, especialmente cuando ya es bastante tradición, como es el caso, pero no lo es todo), que si de verdad quereis honrar a vuestros ancestros, lo hagais con el ejemplo y no solo con invocaciones y sobre todo, sobre todo...

¡Feliz Senonotis/Samhain!


2 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada y creo que hace buena compañía a la que escribí yo respecto a Samhain y la repentina aparición de paganos que dan mucha importancia a los ancestros... sólo estos días ;). Esta fiesta además no tiene por qué ser en excesivo mística, tétrica o triste, de hecho lo suyo es, como dices, reunirse con la tribu o el clan y pasar un buen rato juntos e incluso aprovechar para tomar decisiones respecto al grupo.

    En fin, que me ha gustado la entrada y me gusta el rumbo que toma este blog ;)

    PD: tú y yo nos vemos el lunes, ¿eso cuenta como reunión de tribu? Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Arestala. A ver si me van surgiendo ideas, porque aunque parezca tontería y se "suponga", debiera ser al revés, escribir me motiva a llevar adelanta mi práctica religiosa.

      P.D.: teniendo en cuenta los que somos, me parece a mí que sí xD

      Eliminar