domingo, 1 de febrero de 2015

¡Feliz Eburnika! (El Decreto de Trebaruna)


Buenas a todos. ¡Cuánto tiempo! La verdad es que he estado muy ocupado, entre exámenes, cumplir con amigos y la tradición familiar de ver series con mi madre, proyectos personales, etc., y por eso poco tiempo me queda para escribir.

Antes de continuar, falte que diga: ¡Feliz Eburnika! Espero que los brotes que van naciendo sean solo el germen de un gran bienestar y buen augurio, por parte de los Dioses o Diosas (u otros espíritus) que regenten esta festividad.

Para dar un poco de transfondo, dedicaré un poco de esta entrada a esta festividad y continuaré. No puedo extenderme mucho en perfeccionar esta entrada porque mañana tengo clase y es tarde. Además, he abandonado mi tarea inicial de hacer una entrada por festividad, así que...

Esta fiesta, que en mi Tradición se ha nombrado como "Eburnika", extrae su nombre del protocelta, y es equivalente a la fiesta céltica de Imbolc u Oilmec en el ámbito irlandés. Como bien sabreis, el nombre irlandés se refiere a la lactancia y/o el nacimiento de las ovejas, que a su vez se relaciona con la deidad patrona de esta festividad, Brighid. Dado que un culto a Brighid no tiene demostración en la Península Ibérica y por tanto, no es parte del panteón oficial de Céltica Hispana, donde nos centramos en deidades del ámbito ibero-céltico, la diosa que rige este festival es Ataecina, la deidad cabra que reina en el Inframundo y que a lo largo del ciclo del Sol, ahonda en su propio reino o se acerca a nuestro mundo a impulsar el renacer vegetal (pues ella es la que maneja los ciclos de muerte y renacimiento) desde Abajo. Al estar Ataecina relacionada con las cabras, ese fue el motivo de elegir "Eburnika" como nombre de la festividad, ya que significa "cabrito lechal", así que básicamente lo que hacemos es trasladar el concepto de las ovejas de nuestros hermanos irlandeses, al de la cabra y a la referencia a nuestra Santa Diosa Ataecina, que desde su oscuridad (personal y de las áreas subterráneas que habita) genera la vida para que se pueda manifestar en el Reino de la Tierra. Además, estas fechas vienen marcadas por unas tradiciones, unas Mascaradas Ibéricas mucho más coloridas que terroríficas conocidas con el nombre general de "Entroido" o "Entrudo", aunque existen muchas más variaciones en función de la región. Si os interesa el tema, es muy interesante de investigar, en particular, mascaradas como la del Entrudo de Lazarim o El Jarramplás, son memorables de conocer.

¿Por qué aparece el nombre de Trebaruna, en lugar del de Ataecina en el título? Porque Ataecina es una diosa demasiado importante y yo no llevo tanto siendo un practicante. Nuestra Arestala, Laura Díaz, lleva años, desde el comienzo de su adoración a los Dioses de nuestra tierra, siendo una devota de Ataecina, yo no llevo tanto y he sentido la llamada de otras deidades, por lo que de momento, hasta que me atreva a ir al Infierno (casi literalmente) a conocerla mejor con todo mi temor, prefiero no hablar de ella demasiado.

¿Por qué Trebaruna? Porque a ella y a la Diosa Nabia, por motivos de significado de esta fiesta, a pesar de estar focalizada (según nuestra Tradición) en Ataecina, pues tiene una relación. Hay muchos motivos por el que podría explicaros el por qué una Diosa tradicionalmente asociada a la batalla, a la victoria y a la muerte gloriosa, la relaciono con Eburnika, pero el principal, es este: como Brighid, Trebaruna está asociada a las ovejas, y por ese motivo, opino que tiene asociaciones similares en cuanto a la nutrición de la familia y la tribu.

Ahora, me gustaría hablaros un poco de esta deidad, como alguien que ha leído los estudios sobre ella, y como creyente. Existen posibilidades de que, si los Dioses celtibéricos son patrones de individuos, esta sea mi patrona femenina (pero no he rendido culto a tantos Dioses como para saberlo).

Trebaruna, es una Diosa tradicionalmente asociada a la guerra y la muerte porque, en un exvoto de época romana tardía, es identificada con Victoria. Su etimología se ha deducido como la composición de los vocablos para "hogar" y "secreto", y por ello, se le ha considerado una deidad del hogar, en muchas ocasiones asociada con la defensa bélica del hogar (o de elementos más simbólicos, como la el poblado o la tribu). Este es motivo de que por ello, se la equipare a la irlandesa Morrigan. Sin embargo, algunas minorías (yo), ven comparaciones con la pelirroja Brighid.

La motivación va más allá de lo que según algunos idiotas consideran que es un invento de Céltica Hispana al usar la metáfora para Trebaruna de "fuego del hogar". No creemos, y no creo, que Trebaruna sea una deidad del fuego en sí misma, no es Brighid, no genera fuego. Pero la asociación más obvia, es la oveja. La conexión entre Trebaruna y las ovejas, es un sacrificio que recibe esta deidad según el altar de Cabeço das Fraguas (en lengua lusitana, y caracteres latinos). La oveja tiene dos atribuciones claras: la tribal (por los rebaños) y la nutricional (leche y lana). Si a esto unimos las asociaciones caseras, considero al menos yo, que Trebaruna no solo era vista como una señora que toma las armas para defender a su familia (que también), sino que regía las funciones de la perfecta madre, esposa y guerrera: una mujer fuerte, que mantiene el fuego del hogar, el área de culto, se encarga de obtener y hacer los alimentos que alimentan a su familia, y otros quehaceres propios de un hogar, así como además mantiene las pasiones amorosas (tanto sentimentales y sexuales como familiares, hacia amantes, hijos y otra familia). Como dije, "la perfecta mujer". En este sentido, una vez cometí la blasfemia de compararla con Lagertha de Vikingos, la cual en el primer episodio enseña a sus hijos, pesca, teje, cocina, forja... y cuando unos violadores invaden su casa, toma la espada y los expulsa. No, no estoy flipado, no comparo a una Diosa a un personaje semi-ficticio porque me crea lo de la TV, siempre hago comparaciones con personajes de series porque las series son mi pasión. Algunos rememoran canciones, yo series. Ahora que ya has metido la pata, volvamos a lo que importa.

En definitiva, el "fuego del hogar", esa metáfora tan reconocible, es lo que Trebaruna alimenta, no lo que es, hay una sustancial diferencia que si no veis los que nos habeis criticado, por favor, ni a la universidad, regresad al instituto. Además, en un acto increíble de UPG ("Unverified Personal Gnosis") que todo el mundo usa aunque lo niegue, bajo las pistas que las ciencias ya han aportado y que no contradicen esta percepción, considero que Trebaruna es una deidad que lo que pretende es la obtención del bienestar o la felicidad, y por ello, no solo alimenta el fuego que calienta el hogar, también ese fuego que hace perseguir pasiones (en aquel entonces, pasiones que se lograban a grito de guerra, de ahí su asociación a la batalla y a Victoria, en mi opinión). Por lo tanto, no creo que Trebaruna sea la Brighid hispana, y no creo que sea fuego y poesía, pero si la que echa leña al fuego y prende el fuego de las emociones dentro de cada persona, aunque luego eso arda por su propia cuenta y riesgo y no esté bajo el control de Trebaruna, sino el nuestro.

Pero todo esto, es información adicional por el placer de informar de mis creencias, lo que queda casi claro es que dentro de su polifuncionalidad, una de sus funciones es hogareña, y se puede intuir por su atribución animal, que incluye un aspecto nutritivo representado en un animal de tanta utilidad humana como es la oveja, y en definitiva, de todo eso se trata esta festividad. El "regreso de la vida" no es solo importante por ser sagrado, es sagrado por aportar cosas a los humanos. Hay que recordar que el ciclo de estas festividades, es el agro-ganadero. El motivo por el que Brighid y las ovejas son importantes en Imbolc, es porque es el regreso del calor, de la lana y de la leche. El motivo por el que seleccionamos Eburnika como nombre, es porque las cabras representan el regreso de Ataecina (que implica el regreso de la vegetación, de las semillas que germinan, de las bayas que nos alimentan, etc.) y de la leche de cabra y como no, para nuestros antepasados celtibéricos, la oveja no iba a ser menos que para otras sociedades similares, y por eso, quiero celebrar a esta deidad, y deseo hacerlo separado del rito que es parte del corpus tradicional de Céltica Hispana, y elijo la luna llena, que era la referencia mensual de nuestros antepasados.

Dicho esto, estoy tan afianzado con esta Diosa, que voy a atreverme a publicar un texto propio, una especie de poesía que aunque no sea especialmente buena, considero que fue inspiración de Trebaruna tras hacerle una devoción con la que inicié una serie de cambios en mi vida que aún continúan. Es mi segundo texto jamás escrito y el primero que expongo públicamente, arriesgándome no solo a la crítica artística (constructiva y destructiva), sino a la burla y escarnio de los ateos y pro imperialismo romano, así como los no tan ateos que alegan que nunca han recurrido ni aceptado el UPG (a pesar de que lamen las botas a religiones como la rodnovería, la cual ha aceptado públicamente el uso de UPG de algunos de sus líderes más importantes), etc. El texto, y todo el contenido de esta página, está registrado bajo licencia Creative Commons, por cierto. Que luego llegan druidas Quinns y pasa lo que pasa.

 El Decreto de Trebaruna 

No solo soy la que protege y nutre a la tribu.
No solo soy la que cubre con su manto el hogar.
No solo soy la comida y la música de la victoria.
No solo soy el crepitar del fuego familiar.


Soy el Escudo que protege a los devotos.
Soy la Antorcha que en llamas consume el poblado.
Soy la Caverna en la que los demonios duermen.
Soy el Terror del que arrebata un hijo a una madre.

Mi cabello es Awen que trenza la lucha y los sueños.
Mis labios pintados con sangre son el fuego de la guerra.
Mi cuerno genera la locura que lleva a la batalla
Y mi cuerno celebra la victoria que con ella es ganada.

Soy el amor a mujeres, hombres y niños.
Soy aquella que une y cohesiona a los clanes.
Mis símbolos portan lazos de unión inquebrantables
Y mi fuego es inspiración que susurra en todos los hogares.

Soy Trebaruna, la Mujer, la Escudera, la Madre,
Todos los hombres haceis bien en temerme, 
Todos los hombres haceis bien en amarme.


Licencia de Creative Commons 
 


Escojo esta imagen porque es una imagen con copyright atribuido que la Jefa ha alterado para representar a Trebaruna. Aquí aparece en sus atributos de guerrera, aún no tenemos una imagen en sus atributos hogareños.

En definitiva, de nuevo, una entrada más larga de lo esperado. Os dejo con la canción dedicada a esta Diosa, de Moonspell en su primer album Wolfheart: Moonspell - Trebaruna.

Feliz Eburnika, y alabada sea la madre y protectora Trebaruna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario