domingo, 8 de febrero de 2015

Nabia Corona


Lo que corona este artículo, es una imagen manipulada para representar a Nabia (de la que los principales epítetos son "Nabia Corona" y sin confirmar del todo, "Nabia Triforme", aunque tiene alguno que otro más, pero esos dos considero que son los más populares o famosos en la actualidad). En ella vemos a una hermosa joven con medio cuerpo hundido en lo que probablemente sea un río o cauce fluvial en calma. Todo esto tiene un motivo, pero antes, vamos a ponernos en antecedentes.

Teoría científica: 

Nabia (o Navia, o Nauia) es una de las deidades celtibéricas que conozco con más antigüedad, siendo adelantada solo probablemente por Ataecina, Trebaruna y Netón. Una deidad que descubrí en mi periodo más asturianista porque es muy común entre los pueblos del noroeste peninsular, especialmente en la cultura castreña. Por ese motivo, le tengo un especial cariño, a pesar de que científicamente hablando, se especula más de ella de lo que se sabe. No obstante yo hago un descarado ejercicio de UPG ("Unverified Personal Gnosis", o "Gnosis Personal Sin Verificar", lo que viene a ser, aportar percepciones, revelaciones, profecías, canalizaciones y otras formas de atribución divina no verificable históricamente, si bien considero que no existe el reconstruccionismo sin UPG por dos razones: los datos se interpretan, y si los datos fuesen completos e innegables, nuestras religiones no serían llamadas "reconstruccionismo", sería una forma de línea descendente -artificial, pero lineal y fiable, al fin y al cabo-). Si bien es cierto que lo que aporto es apoyar mi visión de estos asuntos con datos científicos, o al menos, que no contradigan los datos científicos. Si mi percepción contradice a los datos recopilados, la descarto como fantasía.

Bien, muchos autores, Céltica Hispana y yo mismo, consideran a esta Diosa como una Diosa polifuncional (los que apoyan la teoría de interpretar un resto epigráfico a un supuesto dios "NATRICO" como "Nabia Triforme Coronae", concretamente trifuncional).

Su función principal parece ser la de deidad de cauces fluviales (ríos y riachuelos) y lagunas. Esto viene atestiguado por la cantidad de hidrónimos cuyos nombres derivan de Nabia: desde el propio río Navia, la laguna de Navianos y otros muchos. Como deidad de los ríos y las aguas, es casi seguro que tenía una relación con el paso de las almas al Otro Mundo (y más concretamente, al Inframundo), ya que si trabajamos la mitología comparada, las aguas en el mundo celta de absolutamente todos los pueblos celtas, es un elemento de paso hacia el Otro Mundo (y de hecho, en muchas leyendas irlandesas y galesas, el héroe llega al Más Allá a través de una travesía náutica, muchas veces hacia el Oeste, de ahí que haya más de un área o accidente geográfico en el extremo occidental de un territorio denominado "Finisterre" -"Fin de la Tierra"-). La actividad de psicopompa de Nabia viene apoyada además por dos ideas, una más subjetiva que la otra: la idea de que los ríos llevan cauce y por eso se supone que si el agua es un medio, "arrastra", y la otra, porque a partir de una teoría que honestamente no tengo ni la más mínima idea de quién la desarrolló primero, se comprueba cada vez más que las necrópolis de una cantidad considerable de castros están emplazadas "a la otra orilla del río", considerado un acto simbólico de que "al cruzar el río, cruzas al Otro Mundo".

Otra de sus funciones sería la de los montes y valles, donde se le han encontrado aras y santuarios de culto sin elementos fluviales, si bien se desconoce si ese valle pudo acoger algún río o laguna en el pasado. En este sentido, y desde una perspectiva más dada a la interpretación, Nabia es interpretada como una especie de ninfa o ser feérico de la fertilidad, aunque con la categoría de deidad, claro.

Finalmente, se ha aludido a la posibilidad de que pudiese ser una deidad protectora de los castros (aunque sin perder la relación con el agua), dado que también hay constancia de cultos más urbanos y artificiales, y debido a que se le han encontrado ofrendas de objetos (si no me equivoco, inutilizados ritualmente), sobre todo armas y cascos, lanzados a las aguas. Muchos de los sitios donde se han encontrado estos restos estaban en áreas de culto de Nabia (o contienen un topónimo o hidrónimo relacionado con Nabia) y si no me equivoco, abundan más las lagunas y aguas de caracter más profundo, que no los ríos en sí mismos, y de ser así, podría ser un indicio de una cofradía guerrera consagrada a las aguas como elemento iniciático, como ya se ha visto en diversos casos (con las saunas iniciáticas, y sin ellas), y podría indicarse un acceso distinto al Otro Mundo para los guerreros consagrados a Nabia que no al común de los mortales.

En Céltica Hispana y yo mismo como devoto, consideramos que todas esas interpretaciones son correctas. Que tal vez adquiriese todas esas funciones (pues hay antecedentes de extrema polifuncionalidad entre las deidades celtas y pre-celtas), o tal vez su función variase para con la tribu que aceptase su culto, en cualquier caso, ninguna de las funciones parece descabellada, si bien la función acuática-fluvial-psicopompa parece la más común o más importante.

Todo esto viene apoyado y aderezado con la imagen de que, como dice la imagen, Nabia es una barquera de los fallecidos. Lejos de venir esta teoría de una comparativa con Caronte (como algunos afirman), es una teoría bien sustentada en la etimología, la lógica histórica (que también es una forma de investigación) y la mitología comparada. Y me explico. Durante muchos años, se apoyó la etimología de Nabia y su relación con los "santuarios acuáticos" de Leite de Vasconcelos, que la relaciona con el sánscrito navya, "curso de agua". Pero, ahora se ha reinterpretado e ido un paso más allá al relacionarla con nau-ya y naw-ya, "con forma de nave o barco"*, elementos (las naves, barcas y barcos) más común en aquel entonces en ríos que en mares y pudiendo así traducirse "Navia" o "Nauia" como "La Barquera". Esto además se suma a la comparación con los ciclos mitológicos irlandeses (ciclos con los que todo celta se compara al ser los más extensos y descriptivos que se han conservado) y también galés, incluso con el mito artúrico, recuerdo compararse con varias escenas de dichos mitos, pero como este es un análisis superficial y no un artículo de 80 páginas, os copio lo que pone en Wikipedia, y espero que la Seanoir y Ard Bandrui de la Hermandad Druida Dun Ailline, a mi llamada, acuda y confirme la veracidad del mito:

Cúchulainn, sin saberlo, hiere mortalmente a su propio hijo Connla o Conlaoch. Aparece entonces un hada que se dirige a Connla para decirle: ”Los inmortales te invitan. Serás uno de los héroes del pueblo de Tethra. Día tras día se te verá en las asambleas de tus abuelos, en medio de aquellos que te conocen y te aman.". Cúchulainn ve como su hijo se lanza a la barca de vidrio que usa la hechicera, y le ve alejarse hasta desaparecer.[3] El mito se repite en el viaje de Arturo hacia su destino final en Avalon.

Para rematar toda la teoría de la barquera, las áreas de culto de Nabia está plagada de cultos cristianos posteriores relacionados con vírgenes asociadas a ríos, las más curiosas conocidas como "Virgen de la Barca".

Como curiosidad, decir que Marco García Quintelo ejerce una comparación entre la Diadema de Moñes y El Caldero de Gundestrup, teorizando que los peces que se ven en la diadema (que supuestamente representa un paso al Más Allá por parte de unos guerreros) son salmones, animales sagrados de la mitología celta y basándose en la leyenda irlandesa de Fionn (que por el momento desconozco), y unas líneas después menciona a Nabia como guardiana de las aguas y posible facilitadora del paso al Más Allá de los guerreros, por lo que pudiese existir cierta conexión (aunque parezca forzado, pero para un creyente es una relación lógica y útil, incluso si no fuese histórica).

Además, se ha relacionado a Nabia como un posible origen de las mouras (poco probable, ya que los mouros aparecen como "no bautizados", lo que nos remite a la teoría de los seres feéricos y espíritus locales del folclore como "antepasados reencarnados" que se da en Irlanda, pero eso es materia de otro artículo sobre el folclore más medieval y posterior), con las xanas y anjanas y, como no, con el fenómeno de las lavanderas, nuestra propia versión de las banshees como presagio de muerte.

Con motivo de la relación de Nabia con los ríos, el agua como elemento de paso al Otro Mundo y el agua como elemento iniciático, también se ha establecido la relación entre Nabia y las "Pedras Formosas", pues como dije, no es algo sin precedentes que elementos construídos se le santifiquen a ella, sin ir más lejos, uno de los santuarios más populares de la Península Ibérica: Fonte do Ídolo, que aunque algunos identifican como dedicada a una deidad denominada Tongoenabiagus, lo cierto es que la inscripción dicta TONGOE NABIAGOI, por lo que es más que probable que esté relacionada con Nabia.



* Blanca M. Prósper.

Culto a Nabia:

Ya hemos establecido y resumido las evidencias, teorías e interpretaciones sobre Nabia y he dejado clara mi postura y percepción. Ahora bien, ¿qué representa para mí esta deidad?

Nabia para mí es el aliento frío de la muerte, y conocimiento que va y viene del Otro Mundo (que no del Inframundo, pues no considero que Nabia tenga atribuciones ctónicas). Mi visión de Nabia de momento es la de una mujer joven, pálida o amoratada (con señales de ahogamiento), aspecto fantasmagórico pero bello, y señora de los ríos, lagos y valles, y de los espíritus y entidades que habitan en ellos y alrededor de ellos. Sin embargo, no la veo como una bella y alegre ninfa, tampoco como una muerta, ni una anciana, sino más bien, como una "anciana" cuyo aspecto quedó congelado en el tiempo cuando aún era joven (lo que implica que porta gran sabiduría en ella y en su barca). Imagino su piel densa y poco elástica, levemente azulada tal vez, y su piel fría como las profundidades de un río. Como no, no olvido ese aspecto de "ninfa", ni esa relación con los espíritus locales que fueron admirados o temidos en posterior época medieval y que se le asocia a ella (como sirvientes de, o como derivaciones de dicha deidad), sin embargo, una Diosa de tan densa y líquida mortandad, no puede ser para mí el arquetipo de la típica "ninfa acuática" que jovial se peina sus cabellos en la orilla del río con peines de oro, si bien me parece más bien una deidad seria, puede que incluso semi-condenada a la melancolía por sus funciones, sino más bien como una especie de hada de melancólica y agridulce sonrisa que disfruta de su entorno, pero conoce el amargo final de las almas que se le acercan, pues conoce su labor muy bien.

Las ofrendas a esta deidad, no están nada claras, e históricamente solo se puede confirmar el depósito de objetos en las aguas. Pero conociendo sus atributos es fácil adivinar que otras ofrendas pueden ser de su agrado (y aquí hablo ya desde la experiencia personal y no desde el punto de vista científico, que opta por quedarse a medias si la información no aporta nada hasta el final):

En caso de apelar a su función como Barquera de los Muertos, ofrendas propias de deidades mortales, o sea, vino tinto o cerveza negra (preferiblemente lo primero). Para apelar a su función fluvial, la entrega de aguas profundas como elemento simbólico, podría funcionar.

En caso de apelar a su función de defensora del área, objetos de guerra lanzados a las aguas.

En caso de apelar a su función como señora de los valles y de la fertilidad, cerveza rubia (preferiblemente de trigo), y elementos florales (incluso como preferencia para no abandonar su aspecto más importante y primordial, las aguas, pétalos de flores flotando en agua).

Conclusión:

Muchas teorías se han hecho y se seguirán haciendo sobre una deidad tan inconclusa como esta, pero la historia antigua es teoría al 80% y las teorías sobre Nabia para nada carecen de evidencias.

Una diosa importante y ancestral, puede que pre-céltica, cuya visión no deseada se habría de temer porque es la visión del último aliento, pero aún así, una Diosa de una belleza y profundidad incalculables para un devoto como yo, pues no solo siento amor por ella, sino por todas las criaturas asociadas a ella.

Nabia, una diosa que tal vez no sea oscura, pero sin duda es fría como la niebla de las entrañas del Inframundo, y que como ocurre con Ataecina, no solo fue objeto de una extensa adoración en la Antigüedad, y trascendió al folclore popular medieval y al culto cristiano, sino que incluso a día de hoy, para nativistas y nacionalistas no creyentes, sigue siendo un nombre recurrido, porque sigue estando conectada profundamente a las raíces de nuestra tierra, y a conceptos de los que la psique humana, incluso en un estado ateísta, jamás se desarraigará, como es la muerte y el miedo primordial a las frías aguas.

Una Diosa apreciada porque trae el conocimiento y la carga de ambos mundos, que va adquiriendo de la silenciosa observación en sus viajes con las almas de los difuntos (y de los que regresan) y que por tanto está, como se suele decir "con un pie aquí, y el otro en el Otro Mundo", de ahí que la imagen de la doncella pálida con medio cuerpo hundido en una masa acuática sea tan poderosamente simbólica.

Ahora, os dejo con una canción dedicada Nabia: Sangre Cavallum - Nabia Corona

Muchas gracias por leerme y cualquier duda o discordancia con mi pensamiento, puedes escribirlo abajo en los comentarios siempre que sea con respeto.

Saludos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario