martes, 17 de marzo de 2015

Día de San Patricio

Hoy, día 17 de Marzo, se celebra el Día de San Patricio (o "Saint Patrick's Day"), fiesta originaria de Irlanda por ser uno de los patrones más importantes de este país, y que en esta fecha encontró su muerte según la tradición religiosa.


Según se cuenta, y no os voy a contar la vida de San Patricio porque no viene a cuento (ni me interesa a mí tanto, realmente), tradicionalmente se habla de San Patricio como la figura que cristianizó Irlanda. Si bien esto no es históricamente del todo cierto ("evangelizó a miles"), tiene varias acciones y elementos asociados a él por tradición. Si bien cabe decir en contra de casi todo el mundo que se cree experto, no hay ningún indicio de que fuese una cristianización violenta, como es costumbre de aquejarse por parte de los paganos.

Una de esas tradiciones es la de representarlo con un trébol de tres hojas. Esto es debido a que supuestamente usaba el trébol de tres hojas para explicar el concepto de la Santísima Trinidad. Todo sea dicho, muchos expertos creen que debido a la sacralidad del número 3 en las culturas célticas (como la gaélica), y la cantidad de deidades triples (o trillizas), el simbolismo del trébol pudo ayudar a digerir el cristianismo de San Patricio (como ya hemos visto en innumerables ocasiones en innumerables partes del mundo, donde el cristianismo digiere elementos paganos para que los paganos lo acepten por similitud).

Otra de las cosas tradicionales asociadas a San Patricio es "la expulsión de las serpientes". Aunque los cristianos tienden a ver en esto un "milagro", como lo puede ser volver rojas las aguas, existen algunos estudios que indican que en ese periodo, las serpientes no existirían en Irlanda debido a que tras la glaciación, no pudieron haber regresado a una isla como la de Irlanda. Algunos teorizan que "las serpientes" podrían ser otros animales cuyo nombre en español no encuentro, conocidos como "slow worm" ('gusano lento') y que es descrito como "un lagarto sin patas". Otras líneas de investigación, propuesta inicialmente por una autora de ficción (aunque avalada por algunos expertos), proponen que "las serpientes" son metáforas de los druidas, las cuales aparecen en monedas de la Galia, y también por la creencia popular de que los druidas tenían largas serpientes tatuadas ritualmente en los brazos.


Debido a esta leyenda (porque de momento sigue siendo una leyenda con algunos trazos de evidencia histórica), San Patricio es una figura que traspasa la matriz cristiana del santo, y se convierte en una figura de la cultura de Irlanda, tanto como pudieron serlo (y siguen siendo) los druidas.

Desde entonces, por los motivos que sean (religiosos o culturales), mucha gente celebra desde entonces el Día de San Patricio, el cual regenta normalmente la figura de un afable leprechaun vestido de verde con un trébol en algún lado, representando al propio San Patricio extirpado de su seriedad cristiana (y manteniendo el espíritu del folclore mágico de Irlanda). En el Día de San Patricio, vemos a este leprechaun por todas partes, así como vemos el color verde y los tréboles de tres hojas repetidas veces como parte de la tradición de la celebración de este evento. Hasta un punto tan grande llega la obsesión por el verde de esta celebración, que se ha empezado a servir cerveza verde.


Sin embargo, de unos años para acá, la "comunidad pagana", ha decidido hacer lo que no hace nunca: unirse. Y como es costumbre, en vez de unirse para cosas útiles, se une para dar por culo y reivindicar tonterías.

No soy especial fan de San Patricio, ni del santo ni del día, nunca lo he celebrado (si bien, como buen amante de la cerveza, golpearía a alguien por probar esa cerveza verde). Sin embargo, NO ENTIENDO el problema que tienen los "paganos" de repente, con esta celebración. Paganos que celebran la Navidad con su familia. Paganos que salen de fiesta durante la Semana Santa. Y todos esos, son los que ahora critican a cualquier persona (pagano o no, religioso o no) que decide celebrar el Día de San Patricio. Veo artículos en los blogs criticando el Día de San Patricio. En muchos de los casos, veo estados virales de Facebook instigando a no celebrar y a criticar el Día de San Patricio "en pro del paganismo". Veo a gente llamar "falsos paganos" a aquellos que se beben una cerveza verde si se han declarado paganos, o a los paganos que felicitan por el Día de San Patricio.

Resumiendo: veo un despropósito de "comunidad pagana" de la cual me pienso pero que muy seriamente si quiero pertenecer.

Sin embargo, no me voy a dedicar a criticar a mis "hermanos" (lo siento, pero el que crea que alguien por ser de una religión distinta a la mía, por muy "pagana" que sea, está hermanado conmigo, se droga o algo -e incluso si es de mi misma religión-), a pesar de que muchos están pidiendo a gritos un rapapolvo de los gordos (incluso algunos de los que son famosos, importantes o líderes de alguna agrupación religiosa). No, lo que voy a intentar aclarar es lo que hacen aquellos que lo celebran y lo que no hacen aquellos que lo critican.


Lo primero que debemos pensar cuando vemos a una persona vestida de leprechaun y/o bebiendo cerveza verde en el Día de San Patricio, tanto si es en Irlanda como en otras partes del mundo, es que esa persona ya no tiene por qué ser irlandesa ni filo-irlandesa. Vivimos un mundo de globalización y cualquier excusa es buena para celebrar. Y no, no es una crítica a la "baja moral" del mundo de hoy en día, estoy apoyándolo: vivimos en un mundo de mierda lleno de estragos por todas partes, y cualquier excusa es buena para celebrar. Da igual si es la muerte o el nacimiento de un santo, sigue siendo una buena excusa.

Lo segundo que deberíamos pensar, es que por norma general la gente ya no conoce el motivo de las fiestas. Los que vivimos una religiosidad pagana europea, la mayoría lo hacemos por elección propia. No nos ha sido inculcada por la familia, ni por la comunidad, ni por la sociedad, hicimos una comparativa y decidimos qué es lo que creemos o a qué queremos dar nuestra lealtad y devoción (si es que lo hacemos, pues creer no siempre es adorar). Entonces, es casi una obligación entender por qué celebramos lo que celebramos, especialmente en religiones reconstruccionistas (o con filosofía reconstruccionista) donde no ha quedado un legado escrito de las celebraciones (o estas no han pervivido mutadas en la sociedad), pues hay que entender el concepto antes de ponerle el nombre.

Y definitivamente, lo que debiese ser de lógica, donde debería brillar la empatía que nosotros pedimos a otras personas para nuestras creencias, es que la mayoría de celebrantes del Día de San Patricio, son ateos o agnósticos, y aún así son de cultura cristiana o católica. Eso significa, que les importa un pimiento tanto una religión como otra, y si una tuviera que importarle más, no sería la celta (o la que sea que se aluda en contraposición y como objeto de ofensa ante la presencia de San Patricio). Que cuando levantan su cerveza verde, no piensan en el santo que salvó a Irlanda y los irlandeses del impío paganismo (principalmente porque además de ateos, ni siquiera suelen tener ya conexiones con Irlanda los que celebran este día). Piensan en emborracharse y en lo curioso que es beber cerveza verde. Cuando ven al amigable leprechaun, piensan en el amigable leprechaun, no en que es una representación de un santo serio. Cuando ven el trébol piensan en buena suerte (y muchas veces ni siquiera creen en la suerte), pero claramente no piensan en la Santísima Trinidad. Y no estoy diciendo que no pensar eso sea malo, porque siento recordároslo, pero luchar por los derechos de nuestra minoría religiosa no implica quitar los derechos ni la dignidad a la mayoría religiosa del momento, simplemente que la crítica no solo está infundada: es errónea. Eso es lo que digo: estais siendo unos capullos intolerantes por un error de cálculo.

Lo cierto es que sin importar vuestra religión, no la vivís culturalmente. Ninguna de vuestras sociedades occidentales vive vuestra religión como un fenómeno cultural, por lo tanto incluso los fenómenos propios de la cultura que adoptais, lo vivís dentro de un contexto religioso. No hay "cultura que defender" porque la cultura de vuestros antepasados de espíritu, está sencilla y totalmente muerta. Por eso, no hay una guerra. No se trata de ver si gana paganismo o cristianismo, porque la cultura de ambas religiones se extinguió... y quedó solo la religión. Quereis revivir una batalla que no solo acabó, sino que ahora no tiene razón de ser.

Seamos honestos: la mayoría de irlandeses o descendientes de irlandeses, seguirían bebiendo, seguirían festejando, seguirían bailando y seguirían follando el Día de San Patricio si le dijeses que el verde representa a las serpientes que supuestamente se tatuaban los druidas, y que el trébol representa a deidades triples como Brighid. Y me parece estupendo. Me parece más que estupendo. Y me parece más que estupendo por dos motivos:

1 - Beber, festejar, bailar y follar son cosas buenas, son cosas bonitas, son cosas que nos hacen felices, y como todo lo que haga feliz a quién sea (mientras haya un respeto), es algo que yo apoyo.

2 - Porque querer eliminar a San Patricio de la identidad irlandesa, es algo tan RIDÍCULO, como pretender eliminar el celtismo (cultural o religioso, en cualquier caso, histórico sin importar si lo interpretamos bien hoy en día o no) de la identidad irlandesa. Los países no tienen una identidad única, y cuanto menos única religiosa, y los "paganos" que intentan vender esa trola, incluso los más respetados y publicados, me parecen estúpidos (puede que no en general, pero sí en ese aspecto). Si yo me río de Vox cuando dijeron que Podemos "quieren eliminar la identidad católica de los españoles", me reiré de aquellos que hablen de nuestra identidad celta, íbera o goda también.

Y eso es lo que hay y siento si ofendo a alguien, pero es mi opinión. Mi consejo a "los paganos" que tanto veneno sueltan por la boca, a pesar de la fama que tenemos de borrachos y puteros, es que deberían en todo caso aprovechar el Día de San Patricio para beber, festejar, bailar y follar más (si no en honor a San Patricio, pues en honor de Irlanda, alegrándose de la muerte del santo -entendido como "nuestro enemigo"-, porque le parece majo el leprechaun, porque el verde sea la naturaleza, o simplemente por hacer una fiesta). Y las uniones internáuticas en pro del paganismo, mejor las dejais para cosas que importan de verdad. Que luego cuando nos quitan los derechos, la visibilidad o profanan nuestros lugares sagrados, y no os juntais ni para la cerveza de después de la reivindicación, mancha cabrones (y os lo digo con amor).

Buenas noches, y que los Dioses os sean propicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario